martes, octubre 12, 2004

El Reportaje de CNSNews.com. Saddam tenía ADM.

Ahora, en exclusiva en español gracias a Freelance Corner, el polémico y definitivo reportaje de CNSNews.com que demuestra la veracidad de dos de las razones por las que se emprendió la Segunda Guerra del Golfo: la existencia de Armas de Destrucción Masiva y las vinculaciones del régimen de Saddam con Al Qaeda.
(Traducción al español de EAF)
Exclusiva: Saddam disponía de ADM y estaba extensamente vinculado con organizaciones terroristas
Por Scott Wheeler
CNSNews.com
4 de octubre de 2004

(CNSNews.com) – Los documentos de la inteligencia iraquí, confiscados por el Ejército de los EE.UU. y obtenidos por CNSNews.com, muestran los numerosos esfuerzos hechos por el régimen de Saddam Hussein para actuar conjuntamente con algunas de las organizaciones terroristas más notorias del mundo, incluyendo Al Qaeda, al objeto de atentar contra objetivos americanos. Estos documentos demuestran que el gobierno de Saddam disponía de gas mostaza y de ántrax, ambos considerados Armas de Destrucción Masiva (ADM), en el verano de 2000, en el periodo durante el cual los inspectores de armas de la ONU no estaban presentes en Irak. Igualmente, los documentos demuestran que dentro de las fronteras de Irak recibieron entrenamiento docenas de terroristas.

Uno de los informes iraquíes contiene órdenes de Saddam a sus servicios de inteligencia para dar soporte a los ataques terroristas dirigidos contra los americanos en Somalia. Este informe fue redactado nueve meses antes de que tropas de EE.UU. cayesen en una emboscada en Mogadiscio, a manos de fuerzas leales a un líder somalí vinculado a Al Qaeda.

Otros informes contienen una lista de grupos terroristas con los cuales Irak mantenía relaciones y que se consideraban aptos para la realización de operaciones terroristas contra los EE.UU.

Entre estas organizaciones están las de Abu Musab al-Zarqawi y Ayman al-Zawahiri, dos de los terroristas más buscados. Se considera a Zarqawi responsable del secuestro y decapitación de varios civiles estadounidenses en Irak, y reivindicó la autoría sobre la explosión de una serie de bombas con consecuencias mortales en Irak el 30 de septiembre. Al-Zawahiri, por su parte, es el primer lugarteniente del jefe de Al Qaeda, Osama Ben Laden; se afirma que colaboró en el plan de ataques contra EE.UU. del 11 de septiembre de 2001 y se cree que pueda ser suya la voz que, en una cinta difundida por la televisión Al-Jazeera el 1 de octubre, exhortaba a la realización de ataques contra intereses americanos y británicos en cualquier parte.

La fuente de los documentos.

Un alto miembro no político del gobierno proporcionó a CNSNews.com copias de 42 páginas de documentación de los Servicios de Inteligencia iraquí. Los originales, algunos de los cuales eran manuscritos y otros impresos, están en árabe. CNSNews.com encargó la traducción a dos traductores, de forma separada e independientemente uno del otro.

No existen patrones manuscritos con los que puedan compararse los documentos, al objeto de determinar pericialmente su autenticidad. Sin embargo, se pidió a tres expertos más (un ex inspector de la UNSCOM – United Nations Special Comisión –, un oficial antiterrorista de la CIA retirado, con vasta experiencia en el trato con Irak, y un ex consejero para temas iraquíes del entonces candidato Bill Clinton) que analizaran los documentos. Todos confirmaron que coincidían en formato, estilo y contenido con otros documentos iraquíes de aquella época de los cuales constaba su autenticidad.

Laurie Mylroie, autora del libro "Study of Revenge: Saddam Hussein's Unfinished War against America," y asesora de Clinton sobre Irak durante la campaña presidencial de 1992, dijo a CNSNews.com que los documentos representan “el juego de documentación más completo sobre las relaciones de Irak con el terrorismo, incluyendo el terrorismo islamista”, contra los EE.UU.

Bruce Tefft, un oficial retirado de la CIA que se especializó en contraterrorismo y que acumuló gran experiencia en relación con Irak, ha dicho que “basándonos en informaciones disponibles, desclasificadas y públicas, los detalles contenidos en estos documentos son correctos…”

El ex inspector de la UNSCOM reparó en las firmas de los documentos y los nombres de algunas de las personas que los firmaron. “Es muy típico de esa época. [Los iraquíes] eran archiveros muy meticulosos”, añadió el ex oficial de ONU, que habló para CNSNews.com a condición de mantenerse en el anonimato.

El cargo gubernamental que hizo llegar los documentos a CNSNews.com dijo que los documentos daban respuesta a “si Irak dio apoyo estatal al terrorismo islámico contra EE.UU. o no. También da respuesta a si Irak mantenía o no un proyecto de armas biológicas de forma continuada en el periodo siguiente al fin de las inspecciones de la UNSCOM.

La campaña presidencial se focaliza en Irak.

En el momento presente, la campaña presidencial gira entorno al debate sobre si Saddam tenía armas de destrucción masiva o si su gobierno dio soporte al terrorismo dirigido contra los EE.UU. antes de la invasión de Irak por parte de éstos el pasado año. El candidato demócrata, Senador John Kerry ha rechazado esa posibilidad de forma reiterada y ha criticado al Presidente Bush por invadir Irak sin necesidad. “Las dos razones principales [de Bush] (armas de destrucción masiva y conexiones con Al Qaeda y el 11 de septiembre) se han demostrado falsas […] por parte de los inspectores de armas del propio presidente […] y por la Comisión del 11 de septiembre”, declaró Kerry en acto público celebrado en la Universidad de Nueva York el 20 de septiembre.

Las pruebas aportadas por la Comisión de Inteligencia del Senado sobre los fallos en la inteligencia en relación con el 11S no descubrieron ningún vínculo claro entre el gobierno de Saddam y el 11S. Y ni las Naciones Unidas ni los inspectores de armas de los EE.UU. en Irak han sido capaces de encontrar las armas químicas y biológicas que se sospechaba que Saddam pudiera tener.

Pero los documentos obtenidos por CNSNews.com arrojan nueva luz sobre el debate.

En ellos se detalla cómo el régimen iraquí adquirió cinco kilos de gas mostaza el 21 de agosto de 2000, así como tres viales de pústula maligna, como también se conoce el ántrax, el 6 de septiembre de 2000. La orden de compra del gas mostaza incluye también máscaras antigás, filtros y guantes de goma. El pedido de ántrax incluye equipo de esterilización y descontaminación (Véase “posesión de gas mostaza por Saddam).

Los documentos demuestran que la inteligencia iraquí recibió el gas mostaza y el ántrax de “la Compañía de Saddam”, lo que, según Tefft, probablemente era el Saddam General Establishment, “un complejo de factorías relacionado con, entre otras cosas, óptica de precisión y fabricación de artillería y misiles”.

“Sa’ad’s general company” está registrado en los documentos iraquíes como el proveedor del equipamiento de esterilización y descontaminación que acompañaba los viales de ántrax. Tefft cree que esto es una referencia al Salah Al-Din State Establishment, también relacionado con la construcción de misiles (Ver “Posesión de Ántrax por parte de Saddam”)

La Jaber Ibn Hayan General Company aparece como el proveedor del equipamiento de seguridad que figuraba en el pedido de Gas Mostaza. Tefft describe la empresa como un proyecto llave en mano desarrollado en Rumanía, diseñado para producir material bélico convencional y biológico (máscaras de gas e indumentaria protectora).

“Irak tenía en marcha un proyecto para producir material bélico biológico en el periodo que siguió al final de las inspecciones de la UNSCOM”, declaró el oficial gubernamental del que han partido los documentos. “Esto debería llevarnos a redoblar nuestros esfuerzos para localizar los programas iraquíes de armas de destrucción masiva”

“Cazar americanos”.

La primera de las 42 páginas de los documentos iraquíes está fechada el 18 de enero de 1993, aproximadamente dos años después de que las tropas estadounidenses derrotasen al ejército de Saddam en la Primera Guerra del Golfo. El informe incluye la orden de Saddam de que “el grupo debe dirigirse a la caza de americanos en territorio árabe, especialmente en Somalia, utilizando elementos árabes…”

El 3 de octubre de 1993, menos de nueve meses después de escrito el informe iraquí, soldados americanos fueron emboscados en Mogadiscio, Somalia, por fuerzas leales al líder militar somalí Mohammed Farah Aidid, colaborador de Osama Ben Laden según se afirma. Dieciocho norteamericanos fueron muertos y 84 heridos durante las 17 horas de fuego cruzado que siguieron a la emboscada, en la cual los seguidores de Aidid utilizaron civiles como señuelos. (Ver “Conexiones de Saddam con Al Qaeda).

Un informe iraquí de 11 páginas, fechado el 25 de enero de 1993, contiene una lista de organizaciones terroristas palestinas, sudanesas y asiáticas, y la relación de Irak con cada una de ellas. Según Tefft, son particularmente importantes las relaciones ya establecidas o en desarrollo con grupos e individuos afiliados a Al Qaeda, como Abu Musab al-Zarqawi y Ayman al-Zawahiri. Los EE.UU. ofrecen recompensas de hasta 25 millones de US$ por la captura de cada uno de ellos.

El documento describe a Al-Jehad wa'l Tajdeed como “una organización palestina secreta”, fundada tras la Primera Guerra del Golfo, que “profesa la lucha armada contra los EE.UU. y los intereses occidentales”. Los líderes del grupo, según el informe iraquí, estaban establecidos en Jordania en 1993, y cuando uno de esos líderes visitó Irak en noviembre de 1992, “mostró la disposición de su organización para ejecutar acciones contra intereses estadounidenses en cualquier momento (ver “más conexiones de Saddam con Al Qaeda).

Tefft cree que el grupo Tajdeed incluía también a al-Zarqawi, a quien Tefft describe como “nuestra Némesis terrorista en estos momentos” en Irak, “un palestino con pasaporte jordano que estaba con Al Qaeda y Ben Laden en Afganistán antes de este periodo (1993)”

Tajdeed, que significa “Renovación Islámica”, tiene ahora mismo “un sitio web donde se cuelgan los discursos y mensajes de Zarqawi, reivindicaciones de asesinatos y vídeos de decapitaciones”, según contó Tefft a CNSNews.com. “Los aparentes vículos son demasiado evidentes para ser accidentales”, y pueden “constituir uno de los principales contactos operativos entre Al Qaeda e Irak”, añadió.

Tefft dijo que los documentos, todos los cuales fueron etiquetados por la inteligencia iraquí como “Alto secreto, personal y urgente”, muestran diversos vínculos entre el gobierno de Saddam y grupos terroristas dedicados no sólo a atentar contra América sino también contra los aliados de los EE.UU. como Egipto e Israel.

El mismo informe de 11 páginas se refiere a la “reanudación de relaciones” con Al-Jehad al-Islamy, que se describe como la responsable “más violenta en Egipto” del asesinato en 1981 del presidente Anuar el Sadat. El documento llega a describir un encuentro que tuvo lugar el 14 de diciembre de 1990 entre oficiales de la inteligencia iraquí y un representante de Al-Jehad al-Islamy, que concluyó con el acuerdo para “actuar contra el régimen egipcio por medio de operaciones con mártires en condiciones donde debemos asegurar la financiación, el entrenamiento y el equipo” (Ver “más conexiones de Saddam con Al Qaeda”)

Al-Zawahiri era uno de los líderes de la Jehad al-Islamy, también conocida como el Grupo Islámico Egipcio, y participó en el asesinato de Sadat, dijo Tefft. “El contacto con el Grupo Islámico Egipcio es otro contacto operativo entre Irak y Al Qaeda”, añadió.

Uno de los grupos asiáticos mencionados en el informe de la inteligencia iraquí es J.U.I., también conocido como la Sociedad de los Clérigos Islámicos. El grupo es dirigido en el presente por Mawana Fadhel al-Rahman, de quien Tefft dijo que es “miembro de Al Qaeda, y firmó junto con Osama Ben Laden la fatua (ley religiosa) de 1998 ordenando matar americanos. “El informe iraquí de 1993 establece que el secretario general del J.U.I. “mantiene buenas relaciones con nuestro sistema desde 1981, y está preparado para cualquier misión”. Tefft afirmó que el informe muestra “otro vínculo directo de Irak con un grupo de Al Qaeda”.

Irak mantuvo también una relación con el Partido Islamista Afgano desde 1989, según el informe. Éste manifiesta que la “relación mejoró y llegó a conectar directamente al líder, Hekmatyar, e Irak”, refiriéndose a Gulbuddin Hekmatyar, un líder militar afgano que luchó contra la Unión Soviética y que actualmente es aliado de Al Qaeda, según Tefft.

El año pasado, las autoridades estadounidenses en Afganistán elevaron a Hekmatyar al tercer lugar de la lista de personas más buscadas, sólo por detrás de Ben Laden y del líder talibán Mulá Omar. Hekmatyar representa “otro lazo iraquí con un grupo de Al Qaeda, afirmó Tefft. (Ver “más conexiones de Saddam con Al Qaeda”)

Los documentos de la inteligencia iraquí se refieren también a grupos terroristas de los que se supone han tenido vínculos con Saddam Hussein. Incluyen al Frente para la Liberación de Palestina, un grupo dedicado a atacar a Israel el cual, según el informe iraquí, “tiene oficina en Bagdad”.

También se menciona al grupo de Abu Nidal, del que la CIA sospecha que pueda haber actuado como encargado de ataques terroristas en Irak.

En relación con esta organización, el informe iraquí de 1993 afirma que “este movimiento cree en la violencia política y en los asesinatos. Tenemos relaciones con ellos desde 1973. Actualmente, tienen un representante en el país. Se les proporciona ayuda mensual (20.000 dinares) además de otro tipo de soporte”, explica el informe. (Ver “conexiones de Saddam con grupos terroristas palestinos”)

Irak no sólo desarrolló y mantuvo relaciones con grupos terroristas: los documentos muestran que también parece haber entrenado terroristas. Noventa y dos individuos provenientes de varios países de Oriente Medio aparecen listados en los documentos.

De muchos se dice que han “finalizado el curso del M14”, refiriéndose a una agencia de inteligencia iraquí, y que han “participado en Umm El-Ma’arek”, la respuesta iraquí a la invasión americana de 1991. El autor de la lista anota que aproximadamente la mitad de los individuos “fueron entrenados en el ‘campo de mártires’ que pertenecía a nuestro directorio”.

El ex inspector de armamento de la UNSCOM a quien se pidió que analizase los documentos considera que está claro que los iraquíes “entrenaron personal allí para el asesinato y las técnicas de ataque suicida con explosivos, incluyendo a no iraquíes”.

La administración de Bush, probablemente desconoce la existencia de los documentos.

El oficial gubernamental y fuente de los informes de la inteligencia iraquí explicó que la razón por la que los documentos no han sido hechos públicos antes es porque el gobierno tiene “centenares y centenares de documentos pendientes de traducir”

“Incluso es muy poco probable que sepan que existen”, añadió la fuente.

El oficial del gobierno ha explicado también que el motivo por el que ha filtrado los documentos es “estrictamente de seguridad nacional, para ayudar a la guerra contra el terrorismo concentrando la atención del país en los hechos, lejos de las posturas políticas”.

“Es demasiado importante como para dejar que caiga en el proceso político”, manifestó la fuente a CNSNews.com.

Para protegerlos de alteraciones o falseamientos que pudieran hacerse de ellos en cualquier parte en Internet, CNSNews.com ha decidido publicar sólo las primeras de las 42 páginas de los documentos de la Inteligencia iraquí en árabe, junto con su traducción al inglés. Fragmentos traducidos de algunos de los otros informes se han publicado también acompañando a este reportaje. Los periodistas acreditados y los expertos antiterroristas que quieran ver las 42 páginas de documentos en árabe o que quieran contrastar su autenticidad pueden solicitarlo a las oficinas centrales de CNSNews.com en Alexandria, Va.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 1:39:00 p. m.