lunes, noviembre 15, 2004

Robin Hood ataca de nuevo

El Gobierno de ZP reforma la Ley del Medicamento para introducir de tapadillo un impuesto nuevo: una tasa del 5% sobre las ventas de las empresas farmacéuticas. Robin Hood ataca de nuevo, y los flechazos los sufre el contribuyente.
Tengo un amigo que ocupa un alto cargo ejecutivo en una empresa farmacéutica, una de las top ten de ese mercado en el mundo. El otro día, en el curso de una charla delante de unas cervezas, estuvimos comentando la Reforma de la Ley del Medicamento introducida por el Gobierno del PSOE en la Ley de Presupuestos de 2005, por la que se establece una tasa del 5% sobre las ventas de las empresas farmacéuticas. Esta medida oculta, simple y llanamente, la creación de un tributo en una Ley de Presupuestos, cosa que está expresamente prohibida por la Constitución en su Art. 134. Pese a la tremenda importancia de la medida, los medios de comunicación se han hecho escasísimo eco de la misma, y sólo recuerdo haber escuchado algún comentario al Profesor Raga en la Linterna de COPE. Los únicos enlaces a artículos con valoraciones significativas de esta medida que he logrado descubrir apuntan a sitios del sector médico y farmacéutico.

Mi amigo me explicó que ya con anterioridad existían tasas de ese tipo, pero que hasta el momento se habían limitado a pequeños gravámenes de alrededor del 1% sobre el beneficio; la medida que el Gobierno de ZP se ha sacado de la manga eleva el tipo al 5% y, lo que es mucho más importante, sustituye la base: la tasa ya no se aplica sobre el beneficio, sino sobre las ventas, es decir, sobre la cifra de negocio de la compañía. Esto significa que una empresa que se maneje en los márgenes habituales en este negocio puede ver reducido su beneficio neto a la mitad. A todo ello se unen los problemas que las empresas tienen para cobrar lo que venden al Sistema Nacional de Salud y, fundamentalmente, a los diferentes sistemas autonómicos. Por lo que él me explicaba, las ventas realizadas al Sistema Andaluz de Salud suelen cobrarse con más de dos años de retraso, con los consiguientes costes financieros que eso implica.

- Y a ver cómo le explicamos todo esto al Consejo -, me decía mi amigo con cierta amargura-. Van a creer que España se parece cada día más a Cuba.

Lo gracioso es que esta medida es de la clase que, típicamente, encanta a la Izquierda, y encaja como un guante en el viejo y rancio paradigma de la redistribución de la riqueza, hasta el punto que uno ya no sabe si obedece a una visión naïf de la economía o a simple maldad. Los progres batirán palmas porque se dirige contra las grandes empresas farmacéuticas, que son una especie de ogro maléfico según la imaginería izquierdista (no faltan en las filas de la izquierda silvestre quienes acusan a las farmacéuticas de crear las enfermedades para luego vender los fármacos), y su fin, al menos nominalmente, es redistribuidor: vamos a quitarle dinero a los ricos (encarnados en las multinacionales farmacéuticas) para dárselo a los pobres, (representados en el Sistema de Salud Pública).
Sin embargo, mi amigo ya me daba las claves de lo que la medida iba a significar finalmente: reajustes de plantilla para abaratar costos y, sobre todo, elevación de los precios para incrementar el margen bruto a costa del bolsillo de los consumidores y sobre todo del Estado, que es el de los contribuyentes. Y ni siquiera podemos esperar que esa medida se quede en un simple intercambio de renta: yo te quito el 5%, luego te lo devuelvo en el incremento de los precios y quedamos como estábamos (aunque con unos centenares de empleos destruidos). Qué va. De ese 5%, llegará a la caja del Sistema Público de Salud una parte mínima: el resto se irá quedando pegado en las manos de ejércitos de funcionarios encargados de gestionarlo.

Una vez más, Robin Hood se clava las flechas en nuestro trasero. Con defensores así, ¿quién necesita al Sheriff de Nottingham?

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 1:48:00 p. m.