lunes, noviembre 22, 2004

Todo vale contra Condoleezza

A cuento de mi artículo titulado El voto, patrimonio de la Izquierda, donde yo ponía de manifiesto, con ocasión de la campaña contra el voto a Ralph Nader, el escaso respeto por la libertad democrática que demuestran los izquierdistas de todo el mundo, me acusó un señor (en un foro que suelo frencuentar) de hacer generalizaciones basándome en casos concretos, y hasta ironizó sobre si yo participaba de alguna suerte de comunicación mediúmnica con "el Alto Mando de la Izquierda", para interpretar con tanta contundencia lo que "La Izquierda", así, como bloque, hace o piensa en relación con esto o con lo otro.
Sucede que, siempre que tiene ocasión, La Izquierda, o aquellos individuos e instituciones que se autoproclaman izquierdistas, vuelven a demostrarnos que su capacidad para despreciar a la Democracia y para recurrir a cualquier medio, por repugnante que sea, para oponerse a quienes no comulgan con sus ruedas de molino es ilimitada. La penúltima demostración son los ataques racistas dirigidos contra Condoleezza Rice por parte de medios, comentaristas y caricaturistas de Izquierdas de EE.UU. Danziger, Sylvester, Trudeau y, sobre todo, ese payaso siniestro que es Pat Oliphant, han caído tan bajo como para hacer chanzas sobre la raza de Rice, y la han comparado con estereotipos esclavistas, como la Tía Jemima o Crissy, la esclava negra de Lo que el viento se llevó.
De modo muy alarmante, los mismos que se encocoran denunciando que el voto a Bush ha partido principalmente de los blancos, ultracatólicos, etc. y que la población negra ha votado mayoritariamente al partido Demócrata, no han movido un dedo para defender a Rice; probablemente, en opinión de todos estos custodios de las esencias del antirracismo, Rice se merece los insultos, porque no les cabe en la cabeza que una mujer negra defienda un modelo de gobierno liberal (en la acepción española) no estatista y beligerante contra el terrorismo. Rice es la pura sustanciación de los verdaderos ideales que el feminismo original o los movimientos antirracistas pudieron albergar: una mujer negra que llega a la segunda magistratura del país más poderoso del mundo por su formación y capacidad, no por estúpidas medidas de cuota o de discriminación positiva. Pero claro, para todos esos guardianes de la pureza ideológica, Rice es un golpe demasiado duro, porque no ha escogido su bando; eso la hace merecedora de todo escarnio, incluso el que vaya dirigido contra el color de su piel. Repugnante.
Algunos han empezado a pedir disculpas; otros, irredentos y demasiado encallecidos en el sectarismo, la intolerancia y el desprecio, no sólo no se disculparán, sino que ahondarán en su política de odio. Mientras, los demás seguiremos obteniendo conclusiones sobre la altura política y ética de ese magma ideológico que comúnmente entendemos como La Izquierda, que no nos priva de oportunidades para rebozarnos, dolorosamente, de razón.
Actualización (22/11 - 18:53).
Excelente y muy ilustrativo el post que, sobre el mismo asunto, podemos leer en Nihil Obstat. Gracias a More por indicarlo en un comentario en este mismo post.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 1:39:00 p. m.