miércoles, diciembre 01, 2004

Bailando con el Diablo

Desde un punto de vista puramente humano tenemos que alegrarnos por la puesta en libertad condicional del poeta y periodista demócrata cubano Raúl Rivero; pero la dimensión política del hecho requiere, tal vez, de otras reflexiones.
En muchos países es un delito negociar con secuestradores, aun a costa de poner en peligro la seguridad de las víctimas de los secuestros. La razón es bien sencilla: impedir que los secuestradores obtengan un rédito de sus acciones y contemplen el secuestro como una herramienta eficaz de coacción en su propio e ilegítimo beneficio.
En muchos sentidos, cabe entender que Fidel Castro es un secuestrador. Sus víctimas son todos los cubanos, desde luego, cuyas libertades más elementales son sistemáticamente violadas; pero mucho más los disidentes a quienes se encarcela en campos de concentración o prisiones. Con estos últimos rehenes, Castro ha llevado a cabo numerosos actos de negociación, y en el presente episodio de Raúl Rivero nos encontramos, claramente, ante uno de ellos, propiciado por el cambio de orientación que el Gobierno de ZP está impulsando en la Unión Europea en relación con el régimen del Carnicero de la Habana.
Sin embargo, como ha manifestado esta misma mañana en COPE el periodista exiliado Carlos Alberto Montaner, conviene analizar el proceso desde el principio. El encarcelamiento de 75 disidentes (y el fusilamiento, no olvidemos, de tres más que quisieron escapar de la isla) vino precedido por un endurecimiento en la posición de la UE en relación con el régimen criminal de Castro, liderado por el Gobierno del Partido Popular y por los EE.UU., escarmentados tras el circo montado alrededor de Elián, el niño balsero. A la vista de la situación, Castro obró como siempre: desviando la presión contra los ciudadanos cubanos. Primero secuestró a 75 disidentes y después les puso encima de la mesa, diciendo: vamos a negociar.
La victoria en las elecciones de marzo del PSOE, cuyas afinidades ideológicas con el régimen de Castro no son ningún secreto y se manifiestan a cada paso, ha abierto un resquicio de eficacia a la estrategia criminal del Coma-andante, estrategia hasta el momento muy erosionada gracias a la firme presión internacional promovida por gobiernos y medios de comunicación democráticos, como afirmaba Montaner esta mañana. Ahora Castro ha identificado al Gobierno de ZP como un interlocutor idóneo para llevar adelante su plan de extorsiones (lo que, en técnica negociadora, se llama el partner o también el eslabón débil) y tiene a su alcance una oportunidad de oro para rentabilizarlo y obtener a cambio importantes resultados. No por casualidad, la liberación se produce justo ahora, en vísperas de la reunión de embajadores donde deberán ventilarse las iniciativas de la UE en relación con la postura diplomática de ésta ante La Habana.
La felicidad por la liberación (condicionada y revocable a capricho del régimen, por lo que en modo alguno puede hablarse de "libertad") de Rivero no puede distraernos de la verdad de las cosas, por más que el Gobierno español se haya lanzado a una irresponsable campaña de autobombo y a colgarse la medalla. Como bien ha dicho esta mañana el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Richard Boucher, lo relevante desde un punto de vista político y humanitario es que Rivero y el resto de los 75 disidentes represaliados no debieron pisar la cárcel jamás, no que ahora Castro, en una maniobra puramente política, libere al más famoso de todos ellos después de haberlo tenido inícuamente confinado durante año y medio.
Como cualquier criminal, Castro es especialista en robarnos la cartera y luego sentarse a negociar sobre ella. Lo inteligente no es pagar por recuperar nuestra propia cartera y luego ponernos tan contentos (como está haciendo el Gobierno español), sino arrebatarle la cartera al ladrón y meter a éste en la cárcel. De otro modo, el criminal seguirá robándonos la cartera siempre que quiera obtener algo de nosotros; este criminal en concreto lleva más de 40 años haciéndolo.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 9:41:00 a. m.