martes, enero 25, 2005

Cine español = caca, 2ª parte.

Viendo que las cañas se les tornan lanzas, en las jerarquías del cine español han reaccionado como saben: con patochadas y ofendiendo.

Desde la Federación de Asociaciones de Productores de España (FAPAE) han desempolvado un anuncio autopromocional que, según recuerdo, fue emitido durante un breve espacio de tiempo hace cosa de un año, cuando salieron a la luz las ya alarmantes estadísticas de 2003 donde se daba cuenta de la vertiginosa caída de audiencia del cine made in Spain frente al crecimiento sostenido de la asistencia a las salas donde se proyectan producciones norteamericanas.

Lejos de conformarse con la promoción de lo propio, los responsables de nuestra industria cinematográfica recurren a lo que mejor saben hacer (¿lo único?): la parodia burda y el insulto al prójimo. La campaña en cuestión, que en teoría estaba concebida para publicitar los valores de nuestro cine, consiste nada más que en una mofa deliberada del cine norteamericano, a través de la tonta historieta del niño que juega al béisbol y que, caracoles, comprueba desolado que su papá, siempre tan ocupado, tampoco hoy ha podido acudir a verlo batear. Pero no, hombre, que estamos en una película española, como Antonio Resines se encarga de recordarnos haciendo esos ademanes suyos a lo Chiquito de la Calzada: todo eso de caracoles y del papá tan ocupado son tonterías. Aquí nosotros hacemos el cine de otra forma, chavalote, que no te enteras.

El anuncio no pasaría de ser una simple manifestación de chabacanería y falta de elegancia de no ser porque, en este caso, la burla se fundamenta en una ignorancia autocomplaciente difícil de entender en profesionales del cine. Tontería, así definen los prebostes de nuestra industria del celuloide al cine americano. La obra de King Vidor, de John Ford, de Spielberg, de Capra son una tontería: debemos inferir por tanto que lo bueno es el cine de Ozores y de Santiago Segura. Qué no decir de La Diligencia, The Big Country, Ben Hur, Forrest Gump, tonterías apenas, comparadas con El Robobo de la Jojoya y con Amo tu cama rica. Y, desde luego, Gary Cooper, Bette Davis, Spencer Tracy, Denzel Washington, Katherine Hepburn, Henry Fonda son unos muertos de hambre, no faltaba más, porque así nos lo dice ese gran actor que es Antonio Resines, ya prácticamente indistinguible en sus recreaciones de un español de a pié perfectamente falso e inexistente, o el no menos ínclito José Coronado, alias Mr. Bífidus, a quien tienen que quitarle las series de la parrilla de TV porque no se apunta a verlas ni San Pedro.

En todo caso, ya puestos, yo recomiendo a los creadores de la campaña que no se conformen con esto y que emitan sin tardanza la segunda parte, es decir, la recreación a la española de la misma situación. Incluso me animo a hacerles algunas sugerencias: en una película española, el niño sería heroinómano, claro y, probablemente homosexual, porque su padre, un asesino franquista, le daba por donde amargan los pepinos desde su más tierna infancia. Por eso no pertenecía al equipo de béisbol del instituto, sino que se dedicaba a pasar costo en Entrevías. De vez en cuando habrá que meter muchas imágenes confusas, que no se sabe muy bien si son los sueños del niño, los del padre o los de una vecina (Paz Vega) que se pasea desnuda todo el rato sin que quede claro el por qué. Al final el niño conoce a una vieja y bondadosa comunista (Pilar Bardem) que había pertenecido a ETA y que le introduce en el mundo de las manifestaciones anti-PP, de modo que el pequeño rehace su vida destrozando cajeros automáticos; sañudamente, felizmente. Al final de la película, un nuevo horizonte se abre para todos ellos: ZP derrota a Franco y a Aznar en un duelo a pistola y funda la República Española del Ansia Eterna de Paz. Qué pena que el niño no pueda disfrutar de todo ello porque al final se muere de un sidazo que le había pegado su padre, el franquista asesino.

Que no se corten, hombre, y que lancen ese anuncio también. Total, yo hace tiempo que sólo veo documentales.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 5:29:00 p. m.