sábado, enero 08, 2005

Después de Reyes.

No he tenido mucho tiempo de sentarme a leer las nuevas y, mucho menos, de escribir. Con mala conciencia es entonces que me hago una lista de propósitos para los próximos días.
Producto de algún imperdonable fallo en la planificación de los Reyes Magos, más de un 70% de los juguetes recibidos por mis hijos este año entraban en la categoría que cabe denominar como "juguetes por piezas". Soy un apasionado de la estadística y, por eso, me he tomado unos minutos en calcular cuantas piezas, algunas del tamaño de una lenteja, he montado en estos últimos dos días. Como decía un profesor de Mercantil que tuve, pásmense ustedes: no bajan de las 2.500. Esto me ha tenido ocupado prácticamente hasta ahora.
No niego que, después de armarlos, también me he dedicado a jugar con algunos de los juguetes que le han traído a mi hijo mayor (que tiene siete años). Afirmo, atónito y agradecido, que en mis tiempos no existían juguetes como estos. No he tenido que pelearme con él por el uso de los juguetes: como en el 30% restante (es decir, los juguetes que no venían despiezados) figuraba un cartucho para la Game Boy con el juego llamado Hamtaro, mi hijo lleva unas treinta horas enganchado a la maquinita, sin levantar la vista. Yo, mientras tanto, después de armarla, me he dedicado a jugar con una estupenda fortaleza medieval de Megablocks atacada por dos dragones formidables (que también hubo que armar previamente) y defendida por doce guerreros de armadura dorada y de aproximadamente una pulgada de alto, munidos de diminutas hachas y microscópicos escudos.
Hacía tiempo que no me divertía tanto. Y eso que no cuento lo del coche Hot Popper de radiocontrol.
En resumen: no he tenido mucho tiempo de sentarme a leer las nuevas y, mucho menos, de escribir. Con mala conciencia es entonces que me hago una lista de propósitos para los próximos días.
- Aunque en http://constitución.redliberal.com se dice prácticamente el 100% de lo que yo pienso en relación con el texto constitucional aprobado por los Jefes de Gobierno de la UE que será sometido a referendum dentro de un mes, me propongo escribir una serie de tres o cuatro artículos que quiero titular "Por qué votaré NO a la Constitución Europea". Ante los más que posibles resultados de mi debilidad de carácter y la tentación, siempre presente, de los Dragones de Megablocks y del Hot Popper, remito a mis lectores al enlace anterior, y a este otro artículo en el excelente blog El Gordo que Ríe que, como decía mi padre, aquí está sembrado.
- Tengo a medio escribir un articulito sobre el Referendum Vasco, que lleva el título provisional de "Pequeño Golpe de Estado", aunque a medida que avanza el tiempo se va convirtiendo, al menos en apariencia, en un Gran Golpe de Estado. Sucede que cada día avanza el asunto, por lo que me resulta complicado darle final. Probablemente este jueves tengamos nuevos elementos de juicio.
- Mi artículo Liberalismo e Izquierda, para mi sorpresa y satisfacción, dio que hablar. Me propongo escribir una especie de segunda parte, consciente de mi obligación de corregir ciertas inexactitudes, de proponer no pocas aclaraciones y, sobre todo, de profundizar en el interesantísimo debate ideológico que se ha suscitado a raiz de su publicación.
Ahora, con permiso de todos, y aprovechando que todavía restan unos preciosos minutos de luz, voy a salir a dar las últimas vueltas con el Hot Popper por la calle. Benditos Reyes Magos.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 4:14:00 p. m.