jueves, enero 20, 2005

¡A la huelga!

Leemos hoy en Ajopringue sobre la huelga de los empleados públicos franceses. Se pregunta Trotsky en el artículo: “pero, ¿y los usuarios de esos servicios sociales? ¿Quién les protege? Ya se ve que el Estado no".

Y es evidente que no, entre otras cosas porque el objetivo del Estado no es la protección de los particulares, sino que, tal como se entiende en Europa, el Estado (sobre todo cuando calza su pomposo apellido: del bienestar) no es más que la expresión de aquella aspiración de muchos que ya enunció Bastiat: la de vivir a costa de los demás.

Por eso, ante la huelga de funcionarios en Francia, yo me sumo a la iniciativa de The Dissident Frogman: yo también me pongo en huelga.

Como seguramente sabéis, el 25% de ultraprivilegiados trabajadores franceses que viven a expensas del resto de nosotros acaban de decidir que van a dejar de fingir que trabajan y van a volver otra vez a adoptar su posición por defecto: la huelga.

Las razones esgrimidas no son realmente relevantes, y la justificación de fondo siempre es algo parecido a “trabajar menos, cobrar más, nada de responsabilidades por lo que hacemos y lo que dejamos de hacer y vosotros, panda de gilipollas, a seguir pagando la factura, ¿de acuerdo?”

(…)

Después de muchos años de observación de los funcionarios franceses y sus formas de actuación, creo que para obtener un éxito semejante al suyo debo hacer más o menos esto:

A. Para conseguir el mismo poder sobre el resto de la plebe, exigiré la nacionalización de este blog y, una vez que lo consiga, haré que se declare el blogging como prerrogativa exclusiva de The Dissident Frogman (time to take sides) al objeto de proteger el interés del Estado. Por Ley. Cualquier otro blog será declarado ilegal, y los infractores serán perseguidos con todos los medios al alcance del Estado.

Mientras no lo consiga, estoy en huelga.

(…)

D. A partir de este momento, será obligatoria para todos los lectores de blogs la inscripción en el Ministerio Francés de Asuntos Blogueros Interiores y Exteriores (de nueva creación), así como la lectura diaria de The Dissident Frogman con independencia de la frecuencia de mis actualizaciones. También se instituirá una aportación mínima obligatoria totalmente espontánea a través de PayPal. Y atención: alguien estará vigilando, los infractores serán sancionados económicamente y, eventualmente, incluso podrán ser excluidos de la lectura obligatoria de blogs. (Estas medidas se extenderán a todos los usuarios de Internet en el futuro, tan pronto como Internet quede bajo jurisdicción francesa).

Mientras tanto, estoy en huelga (…).

E. Teniendo en cuenta que The Dissident Frogman es un servicio público de carácter cultural, intelectual y artístico (y a veces hasta un poco divertido), no se dirigirá a la consecución de ningún vil ánimo de lucro. Lo mismo que El Mundo®, la Cultura no es mercadeo y nosotros, los artistas intelectuales culturales, no somos vendedores de coches usados.

En todo caso, se recuerda que esto no afecta de ninguna forma a mi salario mínimo ni a ningún otro de mis derechos adquiridos en modo alguno.

(...)

Hay que leérselo entero. Yo llevo un cuarto de hora partiéndome de risa y no puedo traducir más.


NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 6:54:00 p. m.