domingo, enero 30, 2005

Libertad para Oriente Medio

Casi todos los bloggers de RL están destacando hoy, incluso narrando paso a paso, el desarrollo de las elecciones en Irak. Como ejemplo enlazo aquí el trabajo a destajo de Franco Alemán en Barcepundit (como siempre, insuperable); el seguimiento gráfico de Topgun en Zumbador; el excelente artículo de Happy Butcher; y el muy oportuno de Carmelo Jordá. En un día como hoy, todos los miembros de Red Liberal tenemos razones para sentirnos orgullosos y parte de algo realmente importante y hermoso.
Mañana, sin embargo, tendremos que ver cómo todavía muchos ponen excusas para no ver que las elecciones de hoy en Irak son un rotundo éxito de la democracia como forma de gobierno (numerosas estadísticas señalan una participación superior al 70%), un aval a la política de intervención llevada a cabo por EE.UU. y sus aliados, y un sonoro mentís a las especulaciones de los agoreros para quienes la violencia impediría el desarrollo de la jornada o, aún peor, las de los majaderos para quienes el pueblo de Irak no está maduro para el autogobierno.
También tendremos que ver a los mismos que se opusieron con todas sus fuerzas a la liberación de Irak de la tiranía de Saddam felicitándose con risa de conejo por la elevada participación, lo mismo que se pusieron tan contentos cuando el propio Saddam fue apresado, cuando tanto se esforzaron ellos mismos para que continuase en libertad y haciendo lo que mejor sabía, exterminando a sus compatriotas y financiando a los terroristas internacionales.
Mañana, sin embargo, el corifeo de los progres de salón y de los antiamericanos de pancarta sonará más hueco que nunca ante la demostración de coraje cívico y ansias de libertad de los iraquíes que, arrostrando la amenaza de los nostálgicos de la tiranía y la desconfianza de los equidistantes izquierdistas de Occidente, han acudido a las urnas. Al contrario de lo que suele suceder en unas elecciones, no importa (hoy no) quien haya sido elegido, sino cómo, y gracias a quienes.
Mientras tanto, no lejos, la reunión entre el ministro israelita Saúl Mofaz y el ministro palestino Mohamed Dahlán, preparatoria de la que tendrán Abu Mazen y Sharon en febrero, ha dado como resultado una serie de importantes acuerdos destinados a rebajar la tensión en la zona y a sentar las bases de un acuerdo definitivo de paz que podría estar cada vez más cerca. Falta comprobar la reacción de las facciones extremas del terrorismo palestino, pero posiblemente nos encontremos ante el principio del fin de la guerra entre el Estado de Israel y el terrorismo fundamentalista árabe.
Hay razones para el optimismo en Oriente Medio, sobre todo después de haber visto a los iraquíes votar en masa, desafiando al terror. La libertad, también allí, es posible.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 8:53:00 p. m.