lunes, febrero 21, 2005

Consideraciones finales

Después de escribir el post de esta mañana he tenido ocasión de leer la mayor parte de los comentarios vertidos por los bloggers y bastantes análisis de prensa. Con algunos matices, pero me reafirmo en las impresiones de la mañana.
El PSOE está sacando petróleo de los resultados. No conforme con destacar que la participación ha sido más alta de lo que los agoreros preveían, ha lanzado a sus perros de presa a acusar al PP de fomentar el NO a escondidas (término, como se ve, muy técnico en materia política y sociológica), recurriendo para ello al peregrino procedimiento de denigrar a los habitantes de ciertas autonomías (análisis suficientemente desmontado por More en uno de sus numerosos, inspirados y precisos posts de hoy), e incluso barrios, que se han limitado a ejercitar democráticamente el voto. Se conoce que son los mismos ricachones de puro y solitario de brillantes que llevaban al niño en Audi mientras en Atocha morían los hijos de los trabajadores, de modo que con ellos hay barra libre: están bajo sospecha. Llama más la ateción que Simancas se haya subido al carro de la crítica de los acomodados, siendo él como es uno de ellos. Otro tanto cabe decir de Rubalcaba. En todo caso, es un nuevo episodio de hostigamiento del Gobierno a la Oposición, como es habitual en esta España vágamente pre-totalitaria que nos toca vivir.
Desde las orillas del nacionalismo nos llega alguna toma de postura no menos perversa. Para Luis Foix, la orientación al NO del País Vasco, Cataluña y los barrios acomodados de Madrid es una demostración de que a los tres nacionalismos -vasco, catalán y español- no les gusta la Constitución. Claro, si no estuviéramos hablando de cosas tan serias, tendríamos que tomarnos a risa un comentario como ese. Primero, porque parangonar a Cataluña y País Vasco (realidades jurídicas con estructuras institucionales y partidos políticos definidos) con ciertos barrios de Madrid (ente vagoroso e indefinido) es, o una broma de mal gusto, o un rasgo de preocupante ignorancia; y segundo porque la afirmación no pasa de ser un calambour idiota si tenemos en cuenta que el análisis de las motivaciones del voto en unos y otro casos demuestra bien por las claras que éstas no sólo no se parecen, sino que son contrapuestas: los nacionalismos (los verdaderos, es decir, los que de verdad amenazan la estabilidad en España y la libertad de muchos españoles, encarnados en este caso en Batasuna y en Esquerra) han mostrado su rechazo a la Constitución desde el extremismo marxista y el localismo provinciano, xenófobo y totalitario; los habitantes de los barrios acomodados de Madrid (entre los cuales me incluyo) hemos querido rechazar esta Constitución precisamente porque aspiramos a un modelo mucho más cosmopolita, abierto y global, que reconozca la libertad de los ciudadanos y se aligere de buena parte de la carga que representan los Estados Nacionales, verdaderos sujetos de este Tratado.
Por lo que se refiere a la visión de nuestros vecinos sobre el asunto, no sólo More ha contribuido notoriamente a que esta bitácora se convirtiera en una de las que más y mejor información ha ofrecido sobre la repercusión del Referéndum en la prensa extranjera: en el blog de Juan Pedro Quiñonero encontramos también valiosos datos sobre el mismo asunto, lo mismo que en Barcepundit. Es obvio que en el resto de Europa no cunde el entusiasmo sobre los resultados del Referéndum español, y la participación se mira con desconfianza y hasta con alarma. Incluso es cierto que esta Constitución se concibió, en parte, como un antídoto contra el desinterés de los europeos por Europa, y ha recibido en España un poco del mismo veneno que pretendía combatir. Con todo y ser cierto desde un punto de vista objetivo que la participación ha sido escasa, ha sido sin embargo notable en comparación con las expectativas reales de todos los agentes: el Gobierno, la Oposición y los votantes mismos. Como suele suceder, es el marketing posterior el que hace y deshace y, para consumo interno, el PSOE parece estar llevándose el gato al agua: esse est percipit. Y los extranjeros (pensará ZP) que digan lo que quieran, que a la vuelta de la esquina les espero yo a ellos y a sus Referéndums.
En todo caso, el Referéndum ya es Historia. Hasta 2009 no entrará en vigor el Tratado y puede que para entonces los acontecimientos traigan nuevos consejos.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 7:48:00 p. m.