domingo, febrero 27, 2005

Un par de apuntes sobre el negocio de los blogs

Las previsiones de la Asociación Europea de Publicidad Interactiva apuntan a un crecimiento exponencial de la inversión publicitaria en Internet. Según dicha Asociación, Internet podría triplicar el monto de la inversión recibida en los próximos tres años hasta alzarse, en 2008, con una respetable porción de la tarta publicitaria: el 7%.
Lo mismo que en el resto de los medios, desde vallas hasta inserciones en radio o televisión, el valor del espacio publicitario en Internet viene determinado por el número de personas que pueden entrar en contacto con el anuncio. En Internet existen ya muchas páginas web que acaparan un tráfico tan grande o mayor que algunos periódicos on-line; entre éstas se sitúan ya no pocas bitácoras. Este fenómeno se ha consolidado ya en la blogosfera anglosajona, donde numerosas bitácoras sobrepasan holgadamente las 100.000 visitas diarias; Instapundit pone a disposición de los anunciantes espacios privilegiados en su margen derecho con precios que oscilan entre los 1.000 US$ por colocar un anuncio durante una semana en el slot 2 hasta los casi 8.000 US$ por tres meses en el slot 1; la bitácora australiana de Tim Blair ofrece precios más modestos: entre los 100 y los 562 US$; Jason Kottke ofrece enlaces en su web a partir de 30 US$.
En España, de momento, la blogosfera no ha pasado de los banners proporcionados por el programa Google Adds, lo bastante provechos en ocasiones como para sufragar el coste de un dominio y un buen hosting para el blog, pero mucho menos rentables que la publicidad directa. Hay, sin embargo, algunas bitácoras españolas que, por su tráfico, superior al de pequeños medios on-line, bien pueden ser ya terreno abonado para la inserción de anuncios diferenciados.
Cambiando, pero no radicalmente, de asunto. Un interesante artículo de Henry Farrell en Crooked Timber llama la atención sobre la intra publicidad, es decir, sobre la publicidad que unos blogs se hacen en otros por medio de hiperenlaces de pago, fenómeno que amenaza con trasladar a la blogosfera la conocida Ley de Gresham ("la moneda mala desaloja a la buena"). Según Farrell, la moneda comúnmente aceptada para valorar un blog es el hiperenlace; es decir, un blog tendrá más valor cuantas más veces sea enlazado desde otros blogs (y, de hecho, esa es la divisa adoptada por el juego de bolsa de los blogs, Blogshares). Enlaces numerosos significarán que el blog o el artículo enlazado les ha resultado interesante a muchas personas, de modo que será más probable que sea interesante para la mayoría. Basándose precisamente en la experiencia de Kottke, afirma Farrell que
If top bloggers were to go a couple of steps further than Kottke has, and to start flogging off links in their blogroll (flogroll) to the highest bidder, again this would damage the relationship between links and interestingness, and weaken the blogosphere as a whole. Links would become an indicator of how much money a blogger has; not whether she has anything interesting to say (a problem that of course applies to pay-to-play search engines today). Both linkfarms and flogrolls would create a sort of Gresham’s Law effect, driving out (or at least greatly weakening the informational value of) links, and thus hampering the efficiency of the blogosphere as an aggregator of interesting opinions.
En opinión de Farrell, esos hiperenlaces procedentes no del interés espontáneo sino de la transformación de los blogrolls en verdaderos directorios de pago convertirían la labor de los motores de busca de enlaces como Technorati en algo perfectamente inútil, dejando al navegante de la red sin criterios para averiguar qué fuente de información es objetivamente interesante .
Eso es probable, qué duda cabe. Pero no lo es menos en el caso de todo el resto de bienes y servicios que son puestos a disposición del público por medio del marketing publicitario. Este proceso, si llegara a extenderse, alteraría de modo notable la estructura de relaciones entre los agentes que operan en la blogosfera; pero los agentes mismos aprenderían, probablemente, a reposicionarse, e incluso a descartar las fórmulas equivocadas. Los medios de comunicación pueden ser un interesante modelo donde mirarse: ya son muchos los que se financian sólo con publicidad y, al mismo tiempo, se dan a conocer gracias a la publicidad; del valor que el medio sea capaz de ofrecer a sus lectores, generando satisfacción y obteniendo fidelización, dependerá que el diferencial entre la inversión realizada en publicidad propia y los ingresos logrados de la publicidad de terceros convierta la aventura en una empresa rentable.
Es imposible saber cómo evolucionará en ese sentido la blogosfera. Lo que sí es obvio es que, cada vez más, está dejando de ser una mera afición y está adentrándose en el terreno de la empresa, del negocio. Algo que no podía dejar de suceder desde el momento en que las bitácoras, para bien o para mal, empezaron a convertirse en un servicio que determinado público demanda y valora.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 8:20:00 p. m.