miércoles, marzo 02, 2005

Pure gossip blogging

No hace mucho, Manel exponía (por cierto que estamos a la espera de la tercera entrega) una serie de ideas sobre el desarrollo presente y previsible de la blogosfera en España, examinada en su conjunto y también por comparación (en aquellos respectos en que sea realmente comparable) con la mucho más madura y exitosa blogosfera anglosajona. Alguna discrepancia, más de forma que de fondo, reflejada en comentarios y posts posteriores pudo hacer pensar que entre la posición de Manel y la que yo pueda tener existían diferencias importantes: nada menos cierto y, como dijera el sabio Merlino, a las pruebas me remito.
Una de las conclusiones a mi entender más interesantes que Manel desarrollaba y que está en la base de la que seguramente sea la diferencia mayor entre los grandes blogs anglosajones y los todavía embrionarios (salvo excepciones) blogs españoles, es la que se refiere al papel activo de los lectores.
(...) el Hincheygate destapado por LGF ha sido posible gracias a lo que humorísticamente Charles llama LGF operative. Un lector del blog acude casualmente al acto, lleva grabadora, presencia el incidente, lo tiene grabado y remite la noticia al blogger. Paf, scoop. Ningún otro medio, suponiendo que lo hubiere en el lugar, puede responder con la rapidez de un blog, y ni mucho menos enriquecerse con el debate a tanta velocidad. Quienes paseamos habitualmente por la interminable blogosfera angloparlante hemos leído a menudo informes así, solo que de menor trascendencia. Sabemos que los bloggers —grandes y pequeños, cada cual en su escala— reciben centenares de emails de lectores con noticias, chivatazos y demás. Eso es lo que hay bajo la etiqueta hat tip que menudea por allá (y por BarcePundit y HL). La mayor parte de las veces, el hat tip no es bueno, ni original, ni exclusivo, consiste solo en decirle a alguien "¿has visto eso?" cuando ya está publicado en 50 sitios más; pero en algunas ocasiones el hat tip es bueno, original y exclusivo, y eso es lo que a la larga distingue a los grandes blogs de los pequeños. En un segundo nivel de red cooperativa estamos los propios bloggers, que nos pasamos información unos a otros, acerca de lo que acabamos de publicar, de lo que vamos a publicar mañana o pasado o de cosas que no pensamos publicar pero creemos que al otro podrían interesar. Esos dos niveles reticulares (...) son excepcionales en España: el segundo existe, aunque no muy desarrollado por distintas circunstancias; el primero, que es el importante, todavía no sabe balbucear mamá.
Hoy hemos tenido en RL una muestra de eso que el público anglosajón obtiene (y entiendo yo que demanda) de los blogs, y que los españoles todavía no ofrecen jamás; lo que yo, con algo de teatralidad, he titulado pure gossip blogging: se trata del post publicado por Adam Selene en Diarios de las Estrellas, y citado después por FA en Barcepundit. Esto es, realmente, el tipo de rumores, de noticias, de contenidos que pueden conseguir que las bitácoras capten el interés del público y de los medios de comunicación. Ese es el ingrediente, no único pero sí imprescindible, que puede propiciar el salto de calidad que la blogosfera española necesita y sin el cual probablemente se perderá en una reproducción, más o menos brillante o inspirada, de la sección de opinión de un periódico, donde cada uno acude a leer los improperios que más le gustan o mejor coinciden con su ideología partidaria. Rutinariamente, pasivamente.
¿Qué es lo que falta para que los lectores de los blogs españoles se conviertan con sus cuchicheos, sus fotos obtenidas a traición, sus documentos rescatados de la papelera de un despacho, sus rumores cazados al vuelo allí donde se cuecen los hechos, con su presencia, en suma, en los escenarios de la noticia, en los verdaderos protagonistas de la blogosfera, lejos de los corsés impuestos por los medios de comunicación tradicionales y sus filtros inaccesibles, sus códigos deontológicos y sus insulsas secciones de cartas al director?
Quienes nos hemos dedicado de una u otra forma a labores comerciales aprendimos hace tiempo que la venta es una cuestión de estadística: si presentando diez ofertas se obtiene un solo contrato, cabe abrigar la fuerte sospecha de que presentando cien ofertas el número de contratos se elevará a diez. Seguramente la imbricación entre lectores y bloggers sea también una cuestión de estadística y en España no se haya formado todavía una masa crítica suficiente de lectores para que la capacidad de estos de generar contenidos sea una realidad significativa; eso significará que, a medida que el número de lectores vaya creciendo, la cantidad de aportaciones que hagan a sus blogs favoritos crecerá por efecto estadístico.
Otra explicación es posible, claro. En la cultura anglosajona existe realmente la convicción, avalada por la experiencia, de que un hombre solo, armado apenas de su ordenador, su conexión a la red y su cuenta de correo, puede poner patas arriba a una gran corporación, una ciudad, un gobierno. Está por ver que, en España, eso que se llama con abuso de la sinécdoque la sociedad civil llegue a adquirir algún día una convicción semejante. Y que los bloggers seamos, en tal caso, su vehículo y su portavoz más adecuado.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 7:31:00 p. m.