lunes, abril 25, 2005

¿En qué quedó el ruido de cheques? (Algunas novedades)

El Grupo municipal del PSOE en Villaviciosa de Odón ha reaccionado a las comunicaciones emanadas del Ayuntamiento en relación con el falso escandalito de Quitapesares, del que FC se ha hecho eco.
Por no marear con los enlaces, quien no conozca el seguimiento que se ha hecho aquí puede, a partir del último artículo publicado en relación con el asunto, ir tirando del hilo.
En efecto, el PSOE se ha sentido en la obligación de buzonear una carta a todos los villaodonenses para contrarrestar de alguna forma lo que ya es una evidencia, es decir, que en el polígono de Quitapesares no hubo ni recalificaciones ni ventas bonificadas de suelo público a terceros implicados ni no implicados. Es de suponer que el PSOE del municipio quiere congraciarse con Simancas después que éste, hace pocos días, acudiera por sorpresa a Villaviciosa y fuera recibido por muy pocos militantes de su partido y por bastantes del PP, que le dispensaron un recibimiento como el que se merece. No es para menos: por culpa de Simancas, el nombre de Villaviciosa de Odón se relaciona en toda España con la corrupción, cuando dicho vínculo no está más que en la imaginación del propio Simancas y otros destacados dirigentes de su partido.
En todo caso, el PSOE villaodonense ha circulado esta carta entre todos los vecinos: yo la encontré en el buzón el domingo pasado.


(Pulsar sobre la imagen para agrandar)

Llaman la atención varias cosas en la carta, cosas que no puedo por menos que reseñar aquí.

La primera es que va sin firmar. Lleva su membrete, claro, pero nadie parece querer responsabilizarse en persona de lo que dice. Pedro Cifuentes, jefe del PSOE en Villaviciosa, no habrá querido poner su firma al pie de un documento que responde, no a su propio interés por defender a su partido en la confrontación política municipal, sino a los intereses espurios de la FSM, del Grupo del PSOE en la Asamblea de Madrid y de destacados dirigentes de Ferraz como López Garrido o el actual ministro López Aguilar. Todos ellos han dejado a Cifuentes y al PSOE de Villaviciosa de Odón a los pies de los caballos: no me extraña que no quieran sustentar el documento con su firma.

La segunda es que, como ya hiciera el PSOE con su querella famosa y como ha venido haciendo desde el inicio de este lamentable montaje, recurre de nuevo a las vaguedades. Afirma que los representantes del PSOE estudiaron numerosas escrituras públicas y expedientes municipales, pero no dice qué escrituras o expedientes puedan ser esos, ni mucho menos acompañan a la carta una mísera copia de ninguno de esos documentos. Como tienen por costumbre, los socialistas recurren a la ilimitada capacidad de confianza ciega de sus militantes, pero espero que entiendan que los agnósticos del socialismo no nos creamos nada que no sean capaces de demostrar.

La tercera es que el PSOE se escuda en excusas formales para impugnar los resultados de la Comisión de investigación municipal, pero no entra en el fondo: dice que la Comisión estuvo parada no sé cuanto tiempo, que se reanudó deprisa y corriendo... pero eso, que puede ser muy interesante, no nos dice nada sobre la veracidad o no de las conclusiones de la Comisión. Es decir: la carta parece, en este respecto, algo así como la tinta del calamar.

Desde el punto de vista del contenido, la carta se limita a reiterar una mentira que ya ha sido desmontada por la propia Comisión, como he contado en FC con anterioridad; afirma contra viento y marea que las ventas de las parcelas municipales se hicieron a precios inferiores a los de mercado, cuando eso es falso y, es más, era muy fácil de demostrar con datos y documentos, no con insinuaciones y afirmaciones inconcretas y sin contrastar. Pueden leerse los artículos anteriores publicados en FC para comprobar la verdad de los hechos.

La cuarta reflexión que se me ocurre es que la carta es de perfil muy bajo: agotadas las posibilidades de rebatir argumentadamente las contudentes conclusiones de la Comisión, el PSOE recurre a la cantinela esa de que el Ayuntamiento se está dedicando a crispar, y que no está promoviendo el diálogo. Le ha faltado a Pedro Cifuentes y a su equipo decir que la Alcaldía no fomenta el diálogo entre Civilizaciones. Yo creo que la crispación la provoca quien miente, no quien se defiende con argumentos y datos de las falsas acusaciones; por ello, creo que Cifuentes debería pedirles cuentas a sus compañeros de partido en Ferraz, que fueron los muñidores de todo el montaje y los responsables de su difícil situación en el municipio.


NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 11:34:00 p. m.