sábado, junio 18, 2005

18J

La tortilla se está dando la vuelta; la calle ya no es de la Izquierda.
Según informan Telemadrid y muchos otros medios, la manifestación en defensa de la familia y en contra de la equiparación de las uniones homosexuales con el matrimonio, acaba de empezar superando las expectativas. Desde el otro día puedo decir que me he convertido en un modesto especialista en calcular asistentes a manifestaciones: en la del 4J, sobre el terreno, calculé que nos habíamos congregado unas 850.000 personas, y mi cálculo coincidió con todo rigor con el realizado por la Policía Municipal; ahora, viendo las imágenes del helicóptero de Telemadrid, puedo afirmar que ya se superan las 500.000.
En otro momento entraré en la nuez del asunto (en la bitácora de Juan Ramón Rallo se está produciendo un interesantísimo debate sobre el asunto), ahora me quedaré con el mero argumento de estrategia política.
Zapatero, más que ningún otro político español antes que él y, desde luego, mucho más que cualquier político con responsabilidades de gobierno, ha recurrido en el pasado a la presunta autoridad de la voz de la calle, atribuyendo a las manifestaciones una especie de imperatividad proto-legislativa cuando la campaña de acoso al gobierno del PP con motivo de la Guerra de Irak. Ahora que es él el Presidente del Gobierno y es él quien se ve contestado por la voz de la calle, ha recurrido a una de sus frases vacías para tratar de salvar el tremendo escollo de la manifestación del 4J, afirmando que él, al menos, escucha a los manifestantes con respeto, no como su antecesor, lo cual no deja de ser un brindis al sol de los que Zapatero prodiga tanto y que se han dado en llamar el Talante.
Habrá que ver qué dice ahora ante la segunda manifestación multitudinaria (tercera si contamos la de Salamanca) organizada en contra de sus iniciatias legislativas, y si niega de forma clara y taxativa toda capacidad imperativa a la voz expresa de los ciudadanos amparándose en su mayoría parlamentaria, que es donde reside la soberanía: es decir, más o menos lo que hacía el PP cuando estaba en el Gobierno y era él, Zapatero, quien vivía prendido de la pancarta.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 6:13:00 p. m.