jueves, junio 23, 2005

El Cisma de Occidente

La Europa de los burócratas se resquebraja. ¿Estamos ante un proceso de verdadera trascendencia histórica?
Históricamente, el Cisma de Occidente tuvo lugar en el lejano año de 1.378, poco después de finalizada la gran epidemia de la Peste Negra y durante los fragores de la Guerra de los Cien Años. A la muerte del Papa Gregorio XI fueron elegidos para sucederle, no uno, sino dos pontífices: Urbano VI en Roma y Clemente VII en Aviñón. Durante 36 años, la Iglesia estuvo dividida en facciones que se aglutinaban alrededor de dos y hasta de tres papas, hasta que el Concilio de Constanza, en 1.414, reunificó la tiara, depositándola sobre las sienes de Martín V y poniendo fin al Cisma.
Ahora, tantos años después, asistimos a un proceso que, en lo material, tiene poco que ver, pero que amenaza con remover muy profundamente los cimientos de la Europa que ha venido conformándose durante los últimos 50 años. Después mucho tiempo de profundizar en las alianzas económicas y en la definición de una gran área de comercio libre, Europa, de la mano de un eje de decisión formado por dos de sus tres grandes potencias nacionales (Francia y Alemania) ha avanzado en una dirección netamente política, presidida por una visión fundamentalmente intervencionista. Este proceso ha desembocado en la redacción de un Tratado Constitucional que, de un modo más simbólico que práctico, debía representar la unificación de una Gran Europa (con el añadido de los países del viejo Este) en un solo organismo.
Los sucesivos fracasos cosechados en Francia y Holanda por el Tratado (parido por un individuo que, en buena medida, encarna lo más rancio del intervencionismo chauvinista francés: Valéry Giscard D'Estaing) y, como colofón, el fracaso la pasada semana en las negociaciones por el presupuesto de la Unión durante el periodo 2007 - 2013, con todos los países tratando de arrancar de un monstruoso y desorbitado pastel de fondos y subvenciones el trozo más grande posible, entre acusaciones de "egoísmo" y de "falta de solidaridad", no han hecho más que escenificar un panorama que bien puede acabar en ruptura.
De un lado está el modelo político, estatalista, fracasado económicamente, opuesto a los Estados Unidos, que defienden Francia y Alemania, con el sorprendente (y seguramente no deseado) estrambote de la España mutante de Zapatero.
Del otro está el modelo económico, liberal, avalado por su éxito económico, atlantista, de Tony Blair, al que se enganchan con entusiasmo las pujantes economías del Este de Europa.
El propio Blair se las está arreglando para salir de la crisis con un cierto halo de triunfador. No sólo es que las posiciones de sus rivales franceses y alemanes no han logrado imponerse y que el propio Blair será el próximo presidente de turno de la Unión: es que Blair llega de vencer hace poco en unas elecciones cruciales en su país mientras que Chirac y Schröder presentan ambos unas hojas de servicios demasiado emborronadas, y parecen ambos totalmente amortizados. Además, Blair exhibe sin rebozo sus modernas ideas, de corte marcadamente liberal, totalmente opuestas al rancio estatalismo proteccionista que preconizan desde la acera de enfrente.
¿Estamos, pues, ante un cambio de modelo, ante la oportunidad histórica de devolver a Europa su vieja condición de espacio de libertad y de intercambio, gracias al impulso de un político sin complejos y de un conjunto de economías deseosas de dejar atrás las telarañas del estatismo comunista?
Apenas unos años después del Cisma de Occidente, en Estrasburgo, Johannes Gutemberg dio al mundo una de las creaciones que verdaderamente cambiaron el curso de la historia, y que más han contribuido al fomento de la libertad y el intercambio del conocimiento que está en la base de nuestro moderno sistema de vida: la imprenta. Quien sabe si este nuevo Cisma no será uno de esos tropezones que, como dice el refrán, si no te hacen caer te ayudan a avanzar más deprisa.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 11:31:00 a. m.