miércoles, agosto 31, 2005

RedProgresista

Últimamente ha causado algo de revuelo la creación de un portal de sindicación de bitácoras de izquierdas llamado RedProgresista, cuya vocación confesa es convertirse en el émulo izquierdista de RedLiberal.

Mi primer impulso al conocer la noticia (tarde, debido a las vacaciones) fue felicitar a la fundadora del invento, Jessica Fillol, editora del blog individual Tienes mucho que decir y militante significada de las Juventudes del Partido Socialista de Cataluña en El Prat, donde al parecer desempeña un cargo técnico y en cuyas listas ha sido candidata electoral. Creí pertinente la felicitación porque cualquier iniciativa de ese género me parece, con independencia de su orientación política, un triunfo del espíritu ciudadano en el que yo, al menos, creo, y que se opone a los delirios colectivistas y uniformizadores de la planificación central. De hecho, le envié a Jessica un correo electrónico con mi enhorabuena, pero no me ha contestado. No se lo reprocho: el correo, de hecho, no demandaba respuesta y sin duda estará muy ocupada con tantas obligaciones como se ha echado a las espaldas.

No bromeo cuando digo que estas iniciativas, sea cual sea su inspiración política, son muy positivas, por su propia naturaleza, desde un punto de vista liberal, o en todo caso así lo creo yo. No importa (a estos efectos) en nombre de qué principios se emprendan: la herramienta y el procedimiento son, en sí mismos, una manifestación triunfante de la cultura del individuo y de la libertad frente a la del colectivismo y la imposición. De hecho, pocas cosas pueden considerarse más liberales que el fenómeno que hemos dado en llamar la blogosfera, sin que importe el pelaje de cada blogger concreto. Los consultores suecos Ridderstrale y Nordström anunciaron en su momento la llamada Revuelta Ciudadana que ha sido propiciada por la implantación de Internet a gran escala: según estos heterodoxos teóricos escandinavos, las personas que tienen acceso a cantidades relevantes de información (e Internet ha facilitado dicho acceso de forma inimaginable hace apenas 15 años) incrementan su capacidad de alzarse como verdaderos contrapoderes, atomizados, minúsculos y sin embargo influyentes, frente al poder institucional del Estado (en tanto que ciudadanos), pero también frente a las grandes corporaciones empresariales (en tanto que consumidores). Y dentro de ese espíritu de revuelta civil, de toma de posición del individuo como agente decisivo de los procesos sociales, el blog es probablemente el fenómeno más emblemático. El fenómeno blog ha hecho posible que un simple ciudadano, provisto apenas de un ordenador y una conexión a Internet, pueda enfrentarse desde una posición nada desventajosa con los grandes conglomerados mediáticos, las empresas y, desde luego, el Estado; pueda llegar a millones de lectores; pueda interactuar, en fin, con ellos. No faltan ejemplos en que la tensión entre el blogger, como incruento francotirador, y el Estado, se manifiesta con dramática crudeza.

He dicho más arriba que RedProgresista nace con vocación de emulación hacia RedLiberal, y que sus creadores no han ocultado en modo alguno dicha vocación. No es exagerado afirmar que esta vocación constituye un nuevo triunfo del espíritu pragmático propio del liberalismo y, en suma, del sentido común, aunque los padres de la criatura hayan llegado a esa conclusión a través de un diagnóstico francamente pintoresco, como es considerar a RedLiberal una agrupación de bitácoras de derechas. Lo cierto es que RedLiberal ha demostrado que es un modelo de éxito: en un periodo sorprendentemente breve se ha convertido en un fenómeno influyente y respetado dentro del mundo del pensamiento en lengua española, con contenidos generalmente rigurosos y audiencias de varios miles de lectores al día. Por tanto, es una demostración de inteligencia por parte de los creadores de RedProgresista haber tomado a RedLiberal como modelo, aunque sea para atacarlo después como competidor. Incluso en esa voluntad de constituirse en competencia de su propio modelo dentro del mercado de la opinión y el análisis político, demuestran los creadores de RedProgresista hasta qué punto el espíritu de la libre inciativa y la competitividad están implantados en las estructuras mentales incluso de quienes se consideran sus más acérrimos detractores.
La RedProgresista está discurriendo, al menos aparentemente, por unos derroteros, de momento, muy poco blogueriles y muy doctrinales, muy de think tank; se nota que la intención (y esto no es un reproche; nada en este artículo pretende serlo) es contrarrestar ideológicamente la pujanza de RedLiberal y, sobre todo, de Liberalismo.org, que es mucho más un think tank en toda regla que un simple planet. En general, los artículos de RedProgresista denotan cierto ensimismamiento y, con meritorias excepciones, un deliberado desdén hacia las fuentes de datos e información y una renuncia casi absoluta por el comentario puramente periodístico, de actualidad. Se echan de menos algunos perfiles linkers entre tantos thinkers, esos perfiles que son, sin embargo, abundantes en RedLiberal y que le aportan un cosmopolitismo y una diversidad de puntos de vista que constituyen, sin duda alguna, una parte muy importante de su potencial.

En relación con los contenidos, seguramente es pronto para formular un análisis detallado y, además, tampoco es el objetivo de este artículo, aunque de la ya larga trayectoria en la red de algunos de los co-bloggers de RedProgresista cabría extraer no pocas conclusiones, bastante alarmantes muchas de ellas. Como sucede con RedLiberal, da la impresión que en RedProgresista existen notables discrepancias de forma y de fondo entre los diversos colaboradores, aunque, a diferencia de RedLiberal, entre los propios redactores de RedProgresista han surgido ya algunos atisbos de una inequívoca voluntad controladora de la pureza ideológica del conjunto. Eso no puede ser novedad para nadie: la cosmovisión colectivista e igualitaria que subyace en cualquier planteamiento de izquierdas (y que confesadamente profesan los miembros de RedProgresista) impone, como necesidad metodológica, la existencia y el ejercicio de dicho control (y sus inevitables seudópodos, la censura y la represión), so pena de resignarse a que los individuos terminen manifestándose libremente de acuerdo con la diversidad inseparable de su condición de seres humanos; es decir, so pena de renunciar a la implantación del paraíso forzoso del colectivismo. El éxito o fracaso futuro de RedProgresista como verdadero competidor de RedLiberal y su capacidad para prosperar como medio de difusión de las ideas de izquierda dependerá de si la corriente controladora promovida por ese proto-komintern se impone o no; mi impresión es que, si los impulsores de RedProgresista pretenden que su proyecto se consolide, no tendrán más remedio que mantener su carácter de estructura básicamente liberal. Los antecedentes señalados más arriba, la introducción reciente de un dirigista código ético y el carácter irremediablemente partidario que se derivará de la militancia socialista de la fundadora no avalan, precisamente, un optimismo exagerado en relación con este extremo.

Pese a todo yo, al menos, seguiré con gran interés este proyecto de Red, competidora de aquella de la que formo parte. Siempre he dicho que he formado mi pensamiento, bueno o malo, gracias sobre todo al intercambio dialéctico con quienes piensan de forma diferente a la mía, y tengo una fe casi ilimitada en las virtudes didácticas, valga decir mayéuticas, del diálogo. Naturalmente, mi deseo es que las ideas que yo profeso, y que considero serán las que conduzcan al hombre a un mayor grado de prosperidad, independencia y bienestar, terminen por imponerse (por la vía de la convicción racional, no de la represión policial) entre la opinión pública; la existencia de RedProgresista como contrapunto de RedLiberal, a la manera de un Protágoras frente al cual medir la mejor calidad de nuestras propias posiciones será, seguramente, un auxilio de primer orden para conseguirlo.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 5:40:00 p. m.