jueves, septiembre 15, 2005

Paz por presos. Más sobre el chantaje de ETA.

Al hilo de la gran noticia de la semana, destapada por COPE, leemos un lúcido artículo elaborado por el GEES.
En el artículo se establecen las claves que ya comentaba en mi artículo de ayer sobre el asunto. Ojo, no es que yo quiera hacer como Mark Twain cuando decía aquello de "qué escritor tan bueno, piensa lo mismo que yo"; no, lo que se pretende es poner de manifiesto que cualquiera con algo de juicio e independencia de criterio puede leer el trasfondo de la voluntad de ETA y de la del propio Zapatero por detrás del oropel de las apariencias.
Parece evidente que, a ETA, el reagrupamiento de presos, incluso la excarcelación, le importan un bledo, y sólo ve dichas iniciativas como el principio del fin de su lucha, el pistoletazo de salida hacia su victoria final; en cuanto a Zapatero, le importa otro bledo la humillación de España, la claudicación ante el terror, la ofensa de la memoria de las víctimas; lo que le importa es vender lo bastante bien, dentro de un par de años, la idea del fin de ETA a una población que, como se demostró el fatídico 14 de marzo de 2004, es presa de un Síndrome de Estocolmo colectivo que le lleva a pensar más a través del miedo que de la razón, todo ello para asegurarse un nuevo triunfo electoral. Zapatero debe pensar, con perversa pero impecable lógica, que lo que funcionó una vez gracias a la ayuda de los (aparentemente) terroristas islámicos puede funcionar otra gracias a la ayuda de los terroristas vascos.
ETA no solo se ha situado como centro absoluto de la política vasca, sino que además maneja los tiempos. Rodríguez Zapatero mendiga a ETA un gesto que le permita justificar ante la opinión pública tanta cesión, tanta condescendencia y tanta claudicación ante los terroristas. El PNV corre desesperadamente detrás de los terroristas para no quedar al margen de un proceso que ha sido históricamente su proceso y que Zapatero ahora les quiere robar. ETA, por el contrario, no tiene prisa, no quiere hacer concesiones, tiene atrapado al Presidente de España en una tela de araña de la que no puede escapar y tratara de chuparle lentamente toda la sangre antes de dejarle caer.
(...) Zapatero se equivoca una vez más si cree que puede canjear presos por paz. ETA tiene descontado del precio final la cuestión de los presos. Considera que esa es una fruta que caerá por su propio peso sin tener que pagar por ella. Es más, puede que a efectos de la negociación, los presos puedan ser más útiles dentro que fuera. En todo caso, no está entre sus prioridades. Lo importante ahora para ellos es lo que pueden obtener en la mesa a la que les ha convocado Ibarretxe y hasta que punto pueden exprimir políticamente a Zapatero. Todo lo demás es secundario.
Leer completo.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 1:12:00 p. m.