lunes, septiembre 12, 2005

Y ahora Japón.

El electorado mundial sigue castigando a los líderes de la coalición que derrocó a Sadam Husein con nuevas y abrumadoras victorias electorales.
Ayer, en HispaLibertas, recogí algunos recortes de prensa digital donde se daba cuenta de la aplastante victoria del Partido Liberal Democrático del Japón en las elecciones celebradas ayer. Japón se ha convertido, por tanto, en el sexto país democrático (tras Australia, EE.UU., Dinamarca, Italia y el Reino Unido) donde los electores refrendan y fortalecen con su voto la decisión de su gobierno de integrarse en la coalición que derrocó a Sadam Husein y que está ahora enfrascada en la difícil tarea de proporcionar a Irak un futuro libre.
La única excepción hasta ahora en esa arrolladora tendencia ha sido España.
Ciertamente, España es el único de esos países donde un atentado monstruoso, cometido a sólo tres días de las elecciones generales, invirtió el signo de todas las encuestas, que daban una holgada mayoría al Partido Popular apenas una semana antes de celebrarse los comicios.
Las poblaciones democráticas están compuestas de todo tipo de personas, es evidente; pero también es evidente que las mayorías de los países desarrollados valoran positivamente las iniciativas destinadas a liberar a otros países del yugo de la tiranía, probablemente por una mezcla a partes iguales de solidaridad y autodefensa.
Sólo en España ocurrió lo contrario, porque por encima de esas dos justas aspiraciones se sobrepusieron el miedo y la demagogia.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 1:21:00 p. m.