martes, octubre 11, 2005

La campaña de donaciones a favor de la AVT, un éxito.

La iniciativa puesta en marcha por COPE, Intereconomía, Época y LibertadDigital ha sido un éxito en muchos aspectos, no sólo el meramente económico.


Desde que el Ministerio de Asuntos Sociales, dirigido por el inefable Mr. Tippex, negase a la Asociación de Víctimas del Terrorismo la subvención que había solicitado, cifrada en 399.000 € (para un presupuesto total de la AVT de alrededor de 900.000), algunos medios de comunicación lanzaron una campaña de suscripción popular para ayudar a la Asociación a cumplir sus objetivos presupuestarios. Según informaba esta mañana la COPE, la recaudación obtenida en estas dos semanas a través de las cuentas abiertas por dichos medios supera ya por poco los 400.000 €, es decir, supera la cantidad a la que la AVT aspiraba en el reparto de las subvenciones. COPE es el primer contribuyente neto gracias a las aportaciones de sus oyentes pero, como ejemplo del interés que se han tomado los ciudadanos por la campaña quedan los más de 40.000 € recaudados por un medio de tirada modesta, como es Época, en los cinco primeros días de campaña.
Este éxito indiscutible de la campaña de suscripción popular a favor de la AVT demuestra varias cosas, todas ellas muy importantes:
- Los ciudadanos apoyan realmente a la AVT, y ese apoyo se demuestra en esta ocasión no por medio de encuestas o sondeos, sino por el medio más fiable que existe: porque están dispuestos a invertir una parte de su renta sólo para demostrarlo. Esa realidad desmonta cualquier argumento torticero que pueda emplear el Ministerio basándose en criterios de interés público, que son los criterios que, teóricamente, determinan el destino de las subvenciones pagadas con el dinero coercitivamente recaudado de los contribuyentes.
- La AVT puede mantener su independencia, y no necesita mostrar una actitud genuflexa y complaciente con el poder político para sobrevivir. Es obvio que el Gobierno ha negado a la AVT las ayudas solicitadas a causa de la actitud crítica de ésta para con el proceso de negociación con ETA emprendido por el Ejecutivo: esta importante inyección económica procedente de ciudadanos e instituciones dispersos que donan libremente es la garantía para que la AVT conserve su capacidad para formar y expresar un criterio independiente en nombre de las víctimas.
- Existe un movimiento popular muy notable en contra de la negociación con ETA, movimiento liderado por la AVT y, ahora, públicamente respaldado por numerosos ciudadanos. Si Zapatero quería decir algo con aquello de la Democracia deliberativa, debía referirse a prestar oído a movimientos como este.
- La solidaridad popular privada funciona mejor que la solidaridad pública. Los defensores del Estado-providencia, los que sostienen que, sin una política pública de subvenciones, todas estas asociaciones de corte benéfico y social morirían por falta de medios financieros, habrán recibido la noticia como un jarro de agua fría. La solidaridad privada funciona y, lo que es más importante, funciona según criterios de verdadera relevancia social, no a impulsos de los caprichos, las conveniencias o las hipotecas políticas del Gobierno.
Mis felicitaciones a ese hombre incansable que es Francisco Alcaraz y todo su equipo de la AVT, y mis felicitaciones, desde luego, a todos los ciudadanos que han desafiado las convenciones y han aportado su grano de arena para que la AVT siga manteniéndose independiente, crítica y libre en su imprescindible labor de llevar la voz de las víctimas del terrorismo por toda España, frente a las veleidades de quienes desean mancillar su memoria e ignorar su sacrificio.
Ahora, ¡a seguir donando!

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 9:46:00 a. m.