jueves, noviembre 03, 2005

Más aventuras de Enriquito el Facha.

Queridos lectores de FC, os traigo un nuevo capítulo de las aventuras de uno de vuestros personajes favoritos, Enriquito el Facha.
Hace unos días, en un interesante post publicado por una persona que se firma "Enric, el Rojo Libertino" en la llamada Red de Blogs Socialistas capitaneada por Enriquito el Facha, un perfecto desconocido de la blogosfera en general y la liberal en particular, es decir, Erpayo, le calzó un comentario (documentado, razonado y nada insultante) al mencionado Enriquito en la zona del blog destinada al efecto, comentario donde demostraba la inconsistencia de las tesis del propio Enriquito. Con absoluta desfachatez, a los pocos minutos, Enriquito había borrado el comentario de Erpayo y después, ante la elocuente presencia del rastro que deja Blogger de los comentarios borrados, Enriquito dejó un débil comentario autoexculpatorio, argumentando que, como Erpayo es un "anónimo", le había borrado el comentario porque esas son las reglas de la casa.


Así las gasta Enriquito: lo que no le gusta lo borra


Como respuesta, escribí yo un breve comentario algo más abajo, donde le llamo a Enriquito lo que es: censurador y fascista. Censurador, es evidente: ha censurado un comentario porque Enriquito no cree en la libertad de expresión de los que no pensamos como él. Fascista también es evidente, en tanto que censurador y contrario a la libertad de expresión.
La respuesta de Enriquito fue la siguiente, brillante y elaborada como todas las suyas (no he corregido, para mayor veracidad, los evidentes errores gramaticales y ortográficos):
Nota del moderador:
Una vez más, comentarios de anónimos aqui se suprimen. Si os gusta bien, y si no pues es lo que hay. En cuanto a "diario de un transeunte" su autor es Diego Cruz, y es de Madrid. Aunque efectivamente debería hacerlo constar en su blog. ( Tarjeta amarilla)
Otros comentarios suprimidos, la causa / efecto... por el uso del insulto personal a otros comentaristas. El acusar a alguien de una ideología intolerante, procediendo de la misma, es un no argumento, propio de la capacidad intelectual de un subnormal.
Yo he decidido contestar, como no podía ser menos, ante semejante agresión dirigida por Enriquito el Facha contra el inocente colectivo de los subnormales, y me he decidido a copiar aquí mi contestación ante la nada improbable eventualidad de que Enriquito me la censure.
El subnormal, haciendo uso de su libertad de expresión (probablemente cinco minutos antes de que se la coarten del todo con cualquier excusa peregrina), afirma lo siguiente:

1. Enrique Castro ha cercenado la libertad de expresión de los comentaristas de su blog, porque en su intolerancia no soporta que las ideas contrarias a las suyas se expresen, y pone como endeble argumento que "son anónimos", cuando alguno de los comentaristas censurados mantiene un blog de alto tráfico (unas cinco veces el de Enrique Castro) desde antes que Enrique Castro supiera qué cosa es un blog.

2. En intolerable que Enrique Castro, hijo del talante y la alianza de civilizaciones, utilice la expresión "subnormal" como insulto contra alguien. Los disminuidos psíquicos merecen un respeto como colectivo y demandan toda nuestra solidaridad, no que se emplee su desdichada enfermedad como motivo de ofensa y vejación. Que eso lo hagamos los malos, pase; que lo haga Enrique Castro es, insisto, intolerable.
3. Enrique Castro ha sido requerido numerosas veces por el subnormal que suscribe para que justificase sus recurrentes acusaciones de Fascismo dirigidas contra éste y otros subnormales de la blogosfera liberal; hasta el momento, Enrique Castro ha sido clamorosamente incapaz de sustentar dichas acusaciones con hechos, datos o enlaces de cualquier género. Por consiguiente, al paso que reitero mi demanda de pruebas de mi presunto (y falso) carácter fascista o el de cualquier otro bloguero de Red Liberal, afirmo que Enrique Castro sigue demostrando que es un EMBUSTERO, un MANIPULADOR, un DEMAGOGO.
4. Enrique Castro encubre bajo vagas justificaciones la eliminación de comentarios correctos, nada insultantes y totalmente constructivos, pero contrarios a sus ideas, publicados en su blog por personas con una larga trayectoria de comentario político en la red. Ergo, Enrique Castro no cree en la libertad de expresión, es un censurador y un FASCISTA.
5. Dentro del clima de desconfianza que el propio Enrique Castro ha generado en relación con la identidad de los autores y comentaristas de la blogosfera, avanzo la tesis de que Enrique Castro es un alias, un seudónimo que oculta, en realidad, a un consorcio de peligrosos activistas fascistas quienes pretenden destruir las bases de nuestra convivencia y la democracia española, socavando desde este blog [refiriéndome, como es obvio, a su blog] nuestro ordenamiento constitucional y difundiendo tesis absurdas en nombre del PSOE para erosionar la credibilidad de este añejo partido político entre sus votantes y simpatizantes. Para no considerar a Enrique Castro un anónimo de la peor especie, exijo la exhibición pública de su DNI u otro documento que acredite de modo bastante su existencia como persona física.
Fdo.: el Subnormal que luchaba contra los fascistas.
Me temo que, en respuesta, recibiremos otra breve diatriba de dos frases, necesitadas de una urgente alfabetización, donde Enriquito afirmará de nuevo que soy un fascista sin, por lo demás, justificar ni documentar dicha afirmación. Eso, en el mejor de los casos, porque lo más probable es que me borre el comentario como hizo con el del anónimo Payo, demostrando así, incluso a ojos de un subnormal como yo y la mayor parte de lectores de FC, que el fascista es él.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 2:40:00 p. m.