viernes, diciembre 31, 2004

Polar Express

Pese a la que está cayendo, permitidme que despida el año con un poco de auténtico (y emocionado) espíritu navideño.
Como si 2004 no hubiera sido ya un año lo bastante espantoso, ha querido cerrarse con la catástrofe natural más dañina que se recuerda, quizá desde el desastre de Krakatoa; uno de esos hechos que, como decretados por la mano de un ciego hado destructor, nos muestran la faz más descarnada de la vida. Pese a todo, la vida misma sigue y, a despecho de esa y otras muchas preocupaciones, ayer fui con la familia al cine, a ver Polar Express.
Renuncio a escribir un comentario técnico de la cinta; soy lego en esa materia y además no es mi propósito al trazar este breve comentario. Sólo quiero anotar aquí que, al finalizar la película, no había un solo niño en toda la sala que no luciese una esplendorosa sonrisa de genuina ilusión, ni un solo adulto, siquiera el de corazón más duro y alma más callosa, que no estuviese enjugándose con pudor un par de lágrimas, mitad producto de la honda belleza de la película, mitad tributo a los sueños para siempre perdidos de la infancia.
Chesterton dejó dicho que "en las cuatro esquinas de la cama de un niño montan guardia Hércules y Sigfrido, Perseo y Rolando. Impidiendo al niño que crea en esos héroes no haréis de él una persona más racional; simplemente le dejaréis solo para luchar contra los diablos. Porque en los diablos, ay, creeremos siempre". Ayer, mientras la película desgranaba su historia mínima y bella, una muralla se levantó a nuestro alrededor para protegernos por un instante de los aullidos de los diablos, las górgonas y los chacales que acechan fuera, en el yermo del Mundo; una muralla que merece la pena construir y que sería una gratuita y estúpida crueldad no preservar para que, mientras seamos capaces, sirva de refugio a nuestros hijos y encienda en ellos la luz de la ilusión y la fe inocente en la magia de la Navidad.
Y que incluso, como ayer, nos acoja por un breve momento a nosotros, aunque ya hayamos perdido el don, y quien sabe si el derecho, de escuchar la música de los cascabeles del trineo de Papá Noel.
Feliz Año para todos.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 11:34:00 a. m.

jueves, diciembre 30, 2004

American Pride

Algunas verdades como puños contra la cháchara antiamericana vertida a raíz del desastre del Índico, en The Diplomad.
Por favor, no os perdáis el artículo titulado "Quakes and Tsunamis and Leftist Babble" publicado hoy en The Diplomad en relación con las acusaciones de "tacañería" vertidas por un alto funcionario de Naciones Unidas contra el Gobierno de los EE.UU. Con rigor, energía, riqueza de fuentes y sentido del humor, el artículo (escrito por un diplomático estadounidense presente en la zona) desnuda la profunda inanidad moral de quienes, desde Naciones Unidas y desde Europa, acusan al país americano y a su Gobierno de insensibilidad para con las víctimas de los maremotos.
Actualización.
Según informa el ticker de CNSNews.com, la Cruz Roja lleva recaudados hasta el jueves en los Estados Unidos la friolera de 18.000.000 US$.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 1:16:00 p. m.

miércoles, diciembre 29, 2004

Liberalismo e Izquierda

Últimamente está ganando resonancia el debate entre liberales sobre un asunto sumamente controvertido: nada menos que si se puede ser Liberal y de izquierdas.
Después de leer un artículo publicado en la bitácora Radicalmente Liberal, donde se comentaban las afinidades ideológicas que cabría hallarle a cierto Liberalismo, ora con el PP, ora con el PSOE, de cara a un posible acuerdo entre un pequeño partido radical y uno de los grandes partidos mayoritarios, me he planteado, como tantas otras veces, la pregunta: ¿tiene sentido una alianza entre liberales y socialistas? o, más bien, ¿se puede ser liberal y de izquierdas? Sin embargo, antes de poder responder a una pregunta como esa parece necesario formarse una definición clara, más taxonómica que propagandística, de “Liberalismo” y otra de “Izquierda política”, porque si no se corre el riesgo, (riesgo en el que cae de lleno, según mi modesta opinión, el artículo citado), de confundir la gimnasia con la magnesia.

El Liberalismo, en cualquiera de sus manifestaciones, se caracteriza antes que nada por reconocer al individuo como protagonista de la escena política, jurídica y social, como sujeto único de derechos y agente básico del funcionamiento de la sociedad por medio de la libre acción humana. El único límite aceptable para dicha acción es la órbita de los derechos del resto de los hombres; fuera de dicho límite, todas las actuaciones son perfectamente lícitas y, debido a la fuerte tendencia antropológica de procurarse la felicidad que anida en el corazón humano, dichas actuaciones irán generalmente dirigidas a satisfacer las apetencias y necesidades de los individuos que las lleven a cabo. Como quiera que en sociedades grandes, complejas y tecnificadas los individuos no son materialmente capaces de auto-proveerse de todos aquellos bienes y servicios existentes de los cuales obtendrán el bienestar y la felicidad, deben acudir al intercambio de sus respectivas realizaciones o habilidades por medio de relaciones libres. Este sistema de intercambio es el denominado Mercado o, no sin cierto abuso de la sinécdoque, Capitalismo.

Como consecuencia de dicha idea fundamental, el Liberalismo mira con enorme desconfianza cualquier estructura supraindividual cuya interacción con el individuo se imponga de forma coactiva; dicha estructura se identifica con el Estado y, obviamente, su propia esencia, objetivo y modus operandi la convierten en un contrapeso, en un limitador de la libertad de los individuos.

Como es lógico, este principio puede llevarse al extremo (como hacen los llamados anarco-capitalistas, que niegan el beneficio de la existencia de cualquier tipo de Estado y sólo confían en el asociacionismo libre como determinante de la agrupación humana) o puede considerarse desde un punto de vista más moderado en términos históricos, sociales y de política real (cabe decir: un punto de vista realmente menos liberal), propugnando la reducción, no la desaparición del Estado y de los impuestos que sustentan su existencia y acción pública, y defendiendo la desregulación de los mercados, la competencia perfecta y la devolución a los individuos del protagonismo en la vida social, despojando de dicho protagonismo a un Estado que quedará reducido a la provisión de ciertos servicios de difícil privatización, como son el Ejército, la Justicia o la Policía, así como algunos otros cuyo costo de producción a escala general los vuelve rentables, mientras que dejarían de serlo si tuvieran que adaptarse a la producción discriminada (a la demanda), o al menos así lo afirman ciertas corrientes liberales moderadas.

Uno de los grandes encantos del Liberalismo es que no se trata de una ideología, sobre todo en su vertiente menos anarquista: no nos propone la “solución” apriorística a ningún problema, sino que presupone que el individuo es quien se halla en la mejor disposición para procurarse sus propias soluciones, puesto que es quien mejor conoce sus propios problemas, y que la mejor forma de permitirle buscar dichas soluciones es dejarle obrar en libertad. En ese sentido, el Liberalismo no son meras especulaciones y, a diferencia de la mayor parte de las ideologías, ha probado su eficacia: existen numerosos estudios donde se ponen en relación el nivel de libertad de mercado de los países con sus respectivos niveles de prosperidad, justicia, educación y satisfacción de las necesidades humanas de toda índole, hallando que un mejor nivel de lo primero se corresponde invariablemente con mejores niveles de lo segundo.

Dicho esto, ¿qué propugna la Izquierda política? Para responder a esa pregunta debemos hacer un poco de memoria y recordar de dónde procede y cómo se ha manifestado esa ideología.

La Izquierda como hoy la conocemos deriva de una u otra forma de las teorías políticas y económicas de Marx y de su plasmación práctica a través de los procesos revolucionarios del s. XX. Aunque puede enlazarse también con determinadas corrientes sociales y políticas anteriores (como el socialismo utópico y el tercer estado, o ala extrema de la Revolución Francesa, de donde le viene el nombre de Izquierda), será Marx quien sintetice en su extensa obra toda la ideología de la Izquierda, y la revolución bolchevique el proceso donde esa ideología se lleve de la potencia al hecho. Cualquier desarrollo izquierdista posterior parte, de una u otra forma, de aquel origen marxista y revolucionario.

La ideología de izquierda se basa, fundamentalmente (y dicho sea con exceso de simplificación), en la crítica del Capitalismo como sistema básicamente injusto que permite la existencia de ricos (dueños de los medios de producción) y de pobres (o proletariado, dueño del recurso económico por excelencia, el trabajo), violentando de alguna forma la igualdad que es inherente al ser humano. Frente a dicho sistema injusto, el Marxismo propone otro sistema, no por azar llamado comunismo, donde los medios de producción sean comunes (estatales) y donde la acción de los hombres se supedite al interés de un ente supraindividual, la Sociedad. Como, según esta ideología, el sistema que permite a los agentes económicos concurrir en libertad no genera consecuencias justas y tolera la desigualdad, es preciso diseñar un órgano diferente de los individuos que planifique las actividades desarrolladas por éstos: un Estado planificador que defina el precio de los bienes y servicios dentro de un sistema que elimine tanto el beneficio como el riesgo, y que proporcione la satisfacción de todos sobre la base de su mutua igualdad. La idea central de la Izquierda, por tanto, será la puesta en valor del colectivo (definido por la igualdad) como sujeto de derechos o intereses de rango superior a los que cabe atribuir al individuo.

Como en el caso del Liberalismo, la ideología izquierdista (en este caso, sí cabe hablar de ideología, por cuanto propugna una serie de medidas apriorísticas como mejores medios para procurar al hombre lo que necesita) puede llevarse al extremo, como en el caso de los colectivismos comunistas (Cuba, Corea del Norte) donde, por voluntad del Estado, no existen ni la propiedad privada ni el mercado; o puede atemperarse mucho, como sucede en el caso de las socialdemocracias occidentales, que reconocen el Capitalismo y conceden a los ciudadanos una alta cota de libertad individual, pero tienen un contenido social muy acusado y propugnan medidas tendentes a favorecer la igualdad por encima de la libertad a través de medidas dirigidas a la redistribución de la riqueza, la preservación de ciertos sectores o funciones productivas en contra de las leyes mecánicas del mercado, la sobreprotección de los menos prósperos a costa de los más prósperos, etc.

Deliberadamente empleo el término Izquierda porque es sobre ese término sobre el que se edifica toda la tesis, en respuesta a la pregunta inicial: ¿se puede ser liberal e izquierdista? aunque me consta su carácter equívoco en este contexto, donde el término más apropiado sería socialismo, incluso colectivismo, más que el término más indefinido y vago de Izquierda. Prueba de ello es que las notas características aludidas como de la Izquierda definen también, de modo notablemente fiel, ciertos colectivismos tradicionalmente calificados como “de derechas”, tales son el Nazismo o el Fascismo. No es objeto de este comentario demostrar que, en suma, y desde un punto de vista puramente taxonómico, Nazismo, Fascismo y Comunismo son regímenes muy similares y que su ubicación en extremos opuestos del espectro político deriva de un simple error metodológico inducido por causas históricas y propagandísticas. Quede, en todo caso, apuntada aquí la tesis.

Por tanto, atendidas sus características, es obvio que el Liberalismo y la Izquierda preconizan, precisamente, cosas opuestas, cabe decir que incluso cosmovisiones opuestas, y que todo acercamiento a la Izquierda comporta un paralelo alejamiento del Liberalismo, por lo que muy mal se podrá ser “liberal y de izquierdas”. O se es liberal o se es de izquierdas o, asumido que es imposible la plasmación material de cualquiera de ambas posturas en su pureza teórica, se deambula por algún punto del largo camino que las separa.

Quedan, entonces, dos preguntas pendientes de contestar, preguntas que surgen dialécticamente de las conclusiones planteadas más arriba. La primera pregunta es que, si el Liberalismo es lo contrario de la Izquierda, ¿equivale por tanto a la Derecha? La segunda pregunta, que va muy al hilo del artículo mencionado más arriba, es si, entonces, apoyar el libre comercio y consumo de drogas, el aborto libre, el matrimonio entre homosexuales o la investigación con células madre es “antiliberal”.

Hemos empezado diciendo que, para debatir con algo de rigor sobre opciones políticas, es necesario aplicarse primero a construir un criterio taxonómico que nos acerque a la definición de las opciones mismas. Si “Izquierda” es un término vago y difuso, generalmente identificable con realidades sociológicas e ideológicas de índole indefinida, “Derecha” es un término incluso más difícil de encuadrar y definir porque, a diferencia de lo que sucede con “Izquierda”, muy pocos grupos quieren hacerlo suyo, situarse bajo su denominador. Haciendo un complejo ejercicio de abstracción, y considerando que en aquellos países donde existe el juego partidista podamos considerar “Derecha” simplemente todo aquello que “no es Izquierda”, encontraremos que la derecha suele manifestarse por medio de principios de acción política que, en parte, coinciden con el Liberalismo tal como se ha enunciado más arriba: defensa del Mercado como sistema de confluencia de los intereses de los individuos, reducción del tamaño del Estado y de los impuestos, fomento de la iniciativa privada, supresión de la industria de titularidad pública, etc.

Esto, naturalmente, no significa que el Liberalismo sea “de derechas”; significa, más bien, que la Derecha, o lo que por eliminación suele calificarse como la Derecha, es frecuentemente liberal además de ser otras cosas o, como se dice ahora, tener otras almas (cristiana, conservadora) que conviven, generalmente en difícil tensión, con el alma liberal, pero que no necesariamente se le contraponen, como sí el colectivismo izquierdista. Obviamente, y no es ocioso repetirlo, habrá que descartar el mito absurdo de que el Nazismo o el Fascismo son manifestaciones extremas de la derecha política; como queda dicho, ambas ideologías y las formas de gobierno a que dieron lugar tienen muchos más puntos de contacto con el socialismo y el comunismo que con cualquier otra forma de gobierno.

Llegados a este punto, ¿qué pasa con esas reivindicaciones tradicionalmente asociadas a la Izquierda y que muchos liberales radicales hacen suyas, como el aborto libre o la legalización de la droga? ¿No significará eso que el Liberalismo (o ese Liberalismo al menos) participa de algún modo de los ideales de la Izquierda, es decir, que al fin y al cabo sí existe un Liberalismo izquierdista?

En primer lugar, habrá que dejar claro que esas reivindicaciones no recaen sobre aspectos fundamentales del debate ideológico o político, sino sobre aspectos muy concretos o parciales, cuando no irrelevantes, del mismo, o sobre hechos relacionados con la esfera moral que no deben ser objeto en modo alguno de interés para una teoría de la acción política. Por otra parte, la Izquierda ha hecho suyas muchas de esas reivindicaciones con un propósito meramente propagandístico o táctico, no porque coincidan mínimamente con sus fundamentos ideológicos.

Tal es el caso de la legalización de ciertas drogas. Este afán liberalizador parece más bien una excepción dentro del complicado sistema de reglas planificadoras que caracterizan a la Izquierda y de su constante preocupación por el bienestar de los individuos, aun a costa de su libertad. Si la Izquierda ha abrazado la causa de la legalización de las drogas no se debe a que la causa en sí sea verdaderamente “izquierdista”, sino porque en ella ha percibido la oportunidad de aglutinar el voto de determinados sectores de la juventud que ven con muy buenos ojos el comercio libre de drogas, no en razón a una visión liberal objetiva, sino por un deseo subjetivo de acceder con mayor facilidad a las drogas mismas, de las que son potencial o realmente consumidores. En dicha aspiración, el debate sobre la libertad simplemente no existe: sólo el debate sobre la conveniencia inmediata.

Siendo así, sorprende en todo caso que los radicales se conformen, al menos programáticamente, con la liberalización del cannabis, cuando lo razonable desde una perspectiva puramente liberal es abrir el mercado a todas las drogas, con sus preceptivos controles sanitarios de pureza y salubridad y con sus lógicas restricciones de acceso para proteger a los menores, como sucede con el alcohol o los medicamentos. Esta medida no sólo colma la aspiración liberal de dejar al individuo el control sobre sus propios actos y la decisión sobre aquello que es mejor o peor para sí, sino que eliminaría el serio problema de seguridad que las drogas y su tráfico ilegal significan en el mundo. Por si fuera poco, la economía formal de numerosos países como Colombia o Afganistán recibiría un espaldarazo sensacional. Choca por tanto, cuando menos, que se limite la iniciativa a la parte menos significativa y, de hecho, más aceptada ya socialmente, como es el comercio de cannabis.

Otro tanto sucede con el matrimonio homosexual. La Izquierda ha hecho bandera de esa reivindicación, no porque esté en sus “genes” ideológicos (y basta comprobar el comportamiento de regímenes izquierdistas, como el cubano, con los homosexuales), sino porque ha percibido la oportunidad estratégica de captar el voto de numerosas personas subjetivamente vinculadas a la iniciativa (homosexuales deseosos de acceder al régimen jurídico privilegiado del matrimonio). Por otra parte, asumiendo que el amor libre ha sido siempre una de las expresiones más reconocibles de la Izquierda indefinida (aquello que cantaba Pablo Milanés con exceso de cursilería: “yo no te pido que me firmes diez papeles grises para amar”), parece un contrasentido que ahora abogue por la regulación de las relaciones homosexuales o de cualquier relación, sea la que sea. Una vez más, cabe entender que la Izquierda ha visto en esta reivindicación una buena oportunidad de polemizar con la Derecha (en su vertiente cristiana y conservadora), esgrimiendo la legalización del matrimonio homosexual como una causa por la libertad, cuando en realidad la libertad no está en modo alguno en cuestión: desde un punto de vista liberal, cualquiera puede elegir voluntariamente su régimen de convivencia sin necesidad de involucrar al Estado para que regule dicha elección libre, regulación detrás de la que se oculta la mera y simple busca de un régimen de privilegio. Por otra parte, las implicaciones jurídicas que conllevaría la consideración de las uniones homosexuales o cualquier otra unión humana affectio causa dentro del régimen matrimonial y su influencia en el concepto y naturaleza mismos de matrimonio hacen especialmente necesario el estudio de dicha reivindicación de forma independiente y rigurosa.

Afirmar que estas reivindicaciones son “de izquierdas” no es más que un espejismo donde se confunden lo sustantivo con lo contingente y los principios con la mera táctica; decir que el Liberalismo, por hacerlas suyas, se vuelve izquierdista, es simplemente un disparate.

No menos notable es el exquisito cuidado con que los radicales dejan fuera del debate otras reivindicaciones que el Liberalismo más o menos ortodoxo incluye en su particular vademecum, como sea la libertad de tener y portar armas. Este derecho, que en las democracias occidentales ha sido subrogado en el Estado como depositario del “monopolio de la coacción física legítima”, en palabras de Max Weber, no parece digno de la atención de los radicales, acaso porque choca frontalmente con los predicados tradicionales de la Izquierda, dado que ninguna razón metodológica o ética parece postergar este derecho frente a los citados más arriba. En este caso, la estrategia radical parece descansar, más que en una defensa de sus convicciones, en un cierto e injustificable entreguismo acrítico a la Izquierda.

Harina de otro costal son el aborto o la investigación con células madre embrionarias. Definir ambos como “asuntos de pura libertad individual” es ignorar el debate filosófico científico que alienta detrás de ambos.

En el caso del aborto (o de la utilización de embriones con fines científicos; el hecho es, desde un punto de vista ético y jurídico, más o menos equivalente), el debate subyacente no es si se respeta o no la libertad de la madre, sino que se trata de saber si el feto es ya un ser humano o no. En el primer caso, el feto es tan sujeto de derechos como la madre o como cualquier otra persona, tan luego del derecho primordial que es el derecho a vivir, y por tanto ningún interés de la madre será de rango suficiente como para privar al nasciturus de su derecho, no ya a nacer, sino a vivir. Sólo en el segundo caso, es decir, en el caso de considerar que el feto no es un ser humano individual sino una parte del cuerpo de la madre, cabrá considerar que ésta obra dentro de la autonomía de su libertad eliminándolo.

Desde un punto de vista puramente científico, parece innegable que el feto es, desde el momento mismo de la concepción, un ser humano, con todas las condiciones para ser considerado tal, y por tanto, desde un punto de vista ético jurídico, sujeto de todos los derechos inherentes a la persona. No existe un solo criterio que permita adjudicarle el feto la condición de “parte del cuerpo de la madre” que lo convierta, por tanto, en objeto de la libre disposición de ésta, y no siendo así, el feto es por fuerza un ser humano independiente, cosa que los notables avances de la eugenesia temprana no hacen sino confirmar. Sustraerle su condición humana al feto no puede por menos que ser visto como un acto arbitrario y caprichoso, ajeno a cualquier criterio ético o científico; en observancia de idénticos criterios podríamos llegar a privar de la condición de personas a, por ejemplo, los discapacitados, los menores de un mes o los mayores de 90 años. Por otra parte, llama mucho la atención que el aborto se moteje de “progresista”, cuando ya en época del Principado Romano se consideraba el feto parte del cuerpo de la madre; fueron los avances científicos (aparte los avances éticos derivados, en parte, de la extensión del cristianismo) los que nos fueron descubriendo la naturaleza individual del feto, independiente de la de la madre, que lo caracterizaban como persona y como sujeto, por tanto, de derechos.

Una vez más, no nos encontramos ante iniciativas donde Liberalismo e Izquierda coincidan en defensa de la Libertad frente a una Derecha negadora de la misma: cabe decir más bien que, en este caso, la tradición cristiana defendida por cierta Derecha coincide con el conocimiento filosófico científico que nos informa sobre la naturaleza esencialmente independiente y humana del feto, y que puede, con absoluto fundamento, ser defendido desde posiciones totalmente ajenas a la religión y totalmente coincidentes con el Liberalismo.

Como conclusión de todo lo dicho, y a manera de respuesta a la reflexión leída en el artículo ya varias veces citado: creo que no se puede, sin caer en grave inconsistencia ideológica, proclamar la existencia de un Liberalismo de izquierdas, verdadera contradictio in termini fruto de una simple confusión entre los elementos constitutivos de la ideología de Izquierda y ciertos componentes circunstanciales de su acción política, adoptados por mera conveniencia estratégica, los cuales, en muchos de los casos, ni siquiera pueden vincularse con facilidad al Liberalismo. El afán que muchos radicales sienten por asociarse nominalmente a la Izquierda parece por tanto, más que verdadera afinidad ideológica, el producto de un indisimulado intento de desvincularse de cierto concepto de Derecha que les resulta más o menos vergonzante para echarse en brazos de una Izquierda mucho más correcta o glamourosa; o incluso de una lamentable obsesión de originalidad que se traduce en el permanente deseo de constituirse en algo así como un tertium genus de la escena política que irremisiblemente les condena a la irrelevancia en el ámbito de la confrontación partidista y, con ellos, a buena parte de las esperanzas del Liberalismo real de hacerse con su propio territorio en la difícil batalla por la conquista de la opinión pública.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 10:58:00 p. m.

Corresponsal de FC en Argentina

Gerardo Campani, rosarino de 51 años, se incorpora hoy como blogger asociado a Freelance Corner.
Gerardo pertenece a ese reducido grupo de argentinos que ha sabido sobrenadar al tsunami ideológico que arrasa Suramérica en general y Argentina en particular desde hace demasiados años; grupo tanto más meritorio cuanto que, en su país, el liberalismo está mal visto por tirios y toyanos, e incluso se le culpabiliza (del modo menos justo) de las recientes turbulencias económicas que han zarandeado la economía argentina.
Desde hoy, Gerardo reflexionará en Freelance Corner sobre lo que se le ocurra, intentará aportarnos su visión sur le terrain de la sociedad y la economía argentinas, nos acercará lo más destacado de la prensa de su país y nos permitirá conocer de primera mano la acción de gobierno de uno de los líderes mundiales menos amistosos con el Liberalismo: el Doctor K.
Falta decir que Gerardo, aparte de un gran amigo, es un gran escritor, cuyos artículos y crónicas elevarán drásticamente el nivel literario de Freelance Corner en beneficio de sus lectores.
Bienvenido, Gerardo.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 7:01:00 p. m.

La mujer del César

Dicen que la mujer del César ha de ser honrada y parecerlo. A la mujer de Zapatero le da igual si su marido es o parece trabajador: ella lo que quiere es ir al teatro.

Un viejo principio político reza que la mujer del César debe ser honrada y parecerlo. En la época de los medios de comunicación, dominada por el culto a las apariencias, el principio ha ido adelgazando, de modo que ahora basta con que la mujer del César al menos parezca honrada; que lo sea o no es harina de otro costal.

Zapatero está a punto de echar el cierre a la tradición inspirada en ese principio: da igual si la mujer del César es honrada o lo parece, y da igual si, de cara a la opinión pública, Zapatero pasa a la historia como el presidente menos aficionado al trabajo que se recuerda. No contento con la imagen ofrecida después de que, hace unos días, se le pegasen las sábanas el día en que tenía comprometida una cumbre bilateral con Polonia, el martes se autoconcedió la tarde libre para ir al teatro con su mujer. Siempre puede excusarse diciendo que acudió a documentarse sobre la alianza de civilizaciones, porque escogió la obra El Señor Ibrahim y las Flores del Corán. En todo caso, teniendo en cuenta la agitada situación de la política española, parece que esta exhibición de desahogo está de más, y que Zapatero se ha despreocupado, no ya de sus obligaciones, sino incluso de simular que las atiende. Y no cuesta trabajo especular con los motivos.

Según informaba hace días El Semanal Digital, entre los analistas y colaboradores más próximos al Presidente cunde la alarma por la influencia que Sonsoles Espinosa demuestra sobre su marido, que casualmente es nuestro Presidente de Gobierno. En esta ostensible tarde de martes que Zapatero ha dedicado a sus obligaciones maritales (con inevitable cancelación o posposición de sus obligaciones presidenciales) cabe vislumbrar la florentina mano de Sonsoles, que no quiere que el trabajo la prive de su compañero más tiempo del estrictamente necesario.

Una aspiración muy legítima en cualquier esposa… salvo en la del Presidente del Gobierno la cual se muestra por una parte reacia a compartir a su marido con todos los españoles, pero por otra no duda en aprovechar, en beneficio personal, las influencias emanadas del cargo de éste. Y qué no decir del papelón del propio Zapatero: la vox populi española, machista, chascarrillera y anticuada como pocas, y especialmente despiadada con este tipo de debilidades humanas (pasando por alto, muchas veces, circunstancias notablemente más graves y preocupantes), empieza a pintar al Presidente como un hombre genuflexo y maleable para con su mujer. Y, obviamente, una cosa lleva a la otra: ¿cómo no será entonces ante los Carod-Rovira, Ibarreche, Mohamed VI, Chirac, Schröder y compañía?

La mujer del César tiene que ser honrada y parecerlo; en este caso, más que honrada, parece que nos ha salido cojonuda. Y su marido, en quien ya sospechábamos un carácter marcadamente faldero, nos reafirma cada día en la sospecha.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 1:36:00 p. m.

martes, diciembre 28, 2004

Avistadas hienas ecologistas entre los cadáveres del desastre asiático

Cualquier ocasión es buena para hacer labor de zapa en favor del Protocolo de Kyoto; ahora, algunos pretenden llamar en su defensa a los muertos del Índico.

Cuando todavía no existe recuento, no ya oficial, sino mínimamente fiable de las víctimas del terrible cataclismo ocurrido en el sureste asiático, ya ha surgido la primera voz ligando la catástrofe al calentamiento global. Según informa CNSNews.com, la corresponsal para asuntos de medio ambiente de Reuters, llamada Alistair Doyle, ha emitido una nota donde afirma que “la elevación en el nivel de los océanos, la contaminación y la destrucción de los arrecifes coralinos pueden hacer los litorales aún más vulnerables a los desastres como los tsunamis y las tormentas en el futuro”

La corresponsal alude en el encabezamiento de su nota a “los expertos”, en general, sin aludir a ninguna fuente concreta, salvo a cierto activista de Greenpeace, de cuya cita no puede deducirse absolutamente nada en relación con el terremoto. Con infantil circunspección, Doyle afirma que 17 millones de personas viven en Bangla Desh a menos de 1 metro sobre el nivel del mar, y apostilla: “como mucha gente en Florida”. Probablemente esta señora no sabe que esos 17 millones de habitantes del litoral viven de la pesca, actividad que se vuelve penosa cuando uno decide establecer su residencia a, digamos, 4000 metros sobre el nivel del mar. Para Doyle, seguramente sería mejor que los pescadores de los médanos asiáticos se mudasen a las faldas agrestes del Karakhorum. Probablemente ahí estarían a salvo de la acción del malvado capitalismo.
Los apóstoles del catastrofismo no dejan pasar un día sin colmar nuestra capacidad de asombro: pese a los numerosos precedentes, siempre logran rizar el rizo de la cretinez.

La noticia completa puede leerse aquí.

Sobre las verdaderas causas, no de la catástrofe, sino de la dramática magnitud de sus consecuencias, puede leerse este interesante post de Jorge Valín.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 9:40:00 p. m.

La Segunda Revolución Liberal

Como en la novela de Dickens, numerosos países del este de Europa, aún con la huella del yugo comunista en el gaznate, han decidido emprender el camino de las Grandes Esperanzas de la mano del Liberalismo. Ya no cabe duda que nos encontramos ante la Segunda Revolución Liberal.

La victoria del candidato opositor Viktor Yushenko en las elecciones presidenciales Ucranianas, ya completamente confirmada y avalada por la OSCE, demuestra la firme voluntad del gran país eslavo, otrora situado bajo la férula de hierro del comunismo soviético, por alejarse de su tenebroso pasado y plantearse un futuro de esperanzas con un giro radical hacia la libertad. Yushenko ha sido capaz de sobreponerse a unas elecciones manipuladas por su oponente político e incluso a un intento de asesinato con veneno que le ha desfigurado por completo, todo ello en la línea de actuación de las mafias en que todo el viejo aparatchik comunista parece haberse transformado. Ahora, la pacífica revolución de los ciudadanos (la marea naranja, por el color representativo del partido opositor) ha terminado por destapar el fraude de los nostálgicos del Partido Único y ha llevado en volandas hasta el poder al legítimo vencedor de los comicios, como ya sucediese hace apenas un año en la cercana Georgia, donde la denominada revolución de la rosa deslegitimó la manipulada victoria electoral de Shevarnadsze y aupó a la Presidencia al aperturista y liberal Saakashvili.

El caso Yushenko está ahora en todas las portadas, atrayendo la atención del mundo sobre Ucrania; sin embargo, Yushenko lo tiene aún todo por demostrar. En todo caso, puede considerarse que la victoria del líder ucraniano es la última manifestación de una verdadera revolución operada, sintomáticamente, en los países que componían el antiguo orbe soviético, revolución que se caracteriza por la adopción de un modelo de sociedad abierta basada en la democracia como forma de organización política y en el liberalismo como conjunto de principios inspiradores de la acción económica.

En términos históricos y políticos, bien podemos denominar a este vasto movimiento como la Segunda Revolución Liberal, fuertemente tributaria de la que podríamos calificar como la Primera, promovida por las administraciones americana y británica bajo los gobiernos de Ronald Reagan y Margaret Thatcher en los años 80. Tributaria porque el impulso y razón históricos de esta nueva revolución proceden del hundimiento del comunismo soviético, ocurrido gracias a la acción política de Reagan y Thatcher; y porque su inspiración teórica se encuentra también en los programas de gobierno y, sobre todo, en la visión económica de tan ilustres predecesores, de quienes muchos gobernantes de la Nueva Europa surgida del Bloque Este se confiesan devotos, como es el caso de Vaclav Klaus, Presidente de la República Checa y defensor a ultranza del Liberalismo ortodoxo de Friedman y Hayek.

Y es que no es, evidentemente, en Georgia, con la cual se le ha comparado (salvedad hecha de las obvias diferencias en población e importancia) por la semejante naturaleza de sus respectivos procesos de desvinculación de Rusia, donde Ucrania debe mirarse, sino que ambos tienen como referentes privilegiados a los países que les antecedieron. Ya desde que se produjese la descomposición interna de la tiranía soviética, países como Hungría, Polonia, Chequia, Eslovaquia o las repúblicas del Báltico se decidieron por el modelo liberal como receta para abandonar la crisis económica sempiterna en que el comunismo les había tenido sumidos.

Los resultados han sido sorprendentes y, en algunos casos, puede hablarse de verdaderos “milagros económicos”, con crecimientos del PIB situados de forma consistente por encima del 3% (o, como en el caso de Polonia, por encima del 4%) inflaciones controladas y tasas de paro con frecuencia inferiores al 10%.

Sin embargo, detrás de estas cifras no se oculta ningún milagro, sino simple sentido común. La fiscalidad en estos países es de las más simples y bajas de toda Europa y además el proceso seguido en los últimos años ha consistido en su progresiva reducción, hasta el punto que, en países como Eslovaquia, el tramo único de IRPF, IVA e IS se sitúa en el 19%. Por otra parte, después de un acelerado proceso de privatizaciones, el peso del sector público en la economía ha pasado a ser de los más reducidos, con casos, como el de Hungría, donde el sector público no alcanza siquiera el 20% del PIB. Todo ello unido a la rápida estabilización institucional en la mayor parte de los casos ha favorecido la llegada de capitales extranjeros, atraídos por el bajo costo relativo del trabajo y por la buena cualificación de la mano de obra. Fruto de este proceso, que se ha desarrollado apenas en los últimos 12 años, Polonia, Hungría o los países bálticos han superado en prosperidad económica y en atractivo para los inversores a muchos otros como Brasil o Argentina los cuales, pese a contar con situaciones de partida bastante más halagüeñas, han quedado anclados en recetas equivocadamente estatistas y anticapitalistas. Basta echar un vistazo a alguno de los cuadros estadísticos sobre libertad económica que elaboran los centros de análisis para comprobar cómo el círculo virtuoso del crecimiento de estos países ha tenido su origen en la firme voluntad de sus gobiernos por abrir sus economías al exterior y por dotar a la sociedad civil del mando de las operaciones.

Contrariamente a lo que puede decirse del socialismo, donde la concepción ideal y la ejecutoria real son siempre absolutamente divergentes y donde nunca se han podido constatar empíricamente sus pretendidas virtudes, el Liberalismo es un modelo de éxito que ayuda a las sociedades a mejorar en calidad de vida, en oportunidades de futuro y en prosperidad material. No resulta nada sorprendente que haya sido en los escenarios de la todavía reciente tiranía comunista donde haya surgido con fuerza el núcleo de la Segunda Revolución Liberal: harto han experimentado esos países en sus propias carnes el fracaso de la pretendida utopía colectivista. Algo más difícil de comprender es que en la Vieja Europa se flirtee sin disimulo con el estatismo más rancio, a pesar de que, por esta causa, los dos grandes países de la Unión se hayan colocado en el camino del estancamiento, cuando no de la simple y pura recesión.

No querría cerrar este artículo sin referirme al hecho de que ayer tomaron posesión los miembros del Gobierno de Rumania después que, en las elecciones del pasado día 12, la coalición liderada por el Partido Liberal obtuviese la mayoría de los votos. También el gran país de los Cárpatos, que ha sido el que de forma más dolorosa sufrió la liberación de la tiranía y el que más dificultades ha tenido para reactivar sus estructuras económicas y sociales, parece haberse decidido por no quedar rezagado entre sus compañeros de infortunio marxista en la carrera por la prosperidad y la libertad.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 7:46:00 p. m.

domingo, diciembre 26, 2004

¡Qué vergüenza!

A todos los lectores de Freelance Corner:
El responsable de Freelance Corner pide perdón a todos sus lectores: durante varias semanas ha mantenido, de forma involuntaria, un link a un sitio web pornográfico.
Desde hace semanas, y bajo el inocente título de "Online dating", FC ha mostrado en portada un link que, en realidad, apuntaba a un sitio web dedicado a la pornografía y el proxenetismo. Dicho enlace venía inscrito en el código, generado automáticamente, de uno de los recursos que, con la intención de hacer la página más útil y atractiva, aparecen incluidos en la misma. Al copiar y pegar apresuradamente dicho código, no se llevó a cabo la necesaria comprobación del contenido de la URL que se apuntaba desde el enlace, suponiendo que se trataba de la del proveedor del servicio.
Agradezco a Gerardo Campani, corresponsal de FC en Rosario (Argentina), por haber avisado del destino real del vínculo, que ha sido inmediatamente eliminado. Igualmente, pido perdón a todos los lectores de FC por la inclusión involuntaria en la página de dicho vínculo, cuyo contenido es totalmente ajeno a la línea editorial y el espíritu de FC.
Como sitio web de pensamiento liberal, Freelance Corner es partidario de la legalización de la pornografía y la prostitución siempre que no involucren a menores de edad o se ejerzan a causa de coacciones; pero, reconociendo su carácter legítimo, Freelance Corner es absolutamente contrario desde un punto de vista ético a dichas actividades, muy especialmente la prostitución, actividad que sólo cabe entender desde una profunda degradación moral de las personas.
Habiéndose producido engaño en la forma en que el mencionado enlace se incluyó en la web, FC está estudiando la forma de emprender acciones legales contra los responsables del mismo. Sin embargo, teniendo en cuenta las enormes dificultades que entraña la interposición de acciones legales contra propietarios de sitios web ubicados en servidores internacionales, es muy probable que dicho propósito se quede en intención, y este episodio en una desafortunada anécdota.
Reitero mis disculpas a los lectores, en la confianza que este pequeño incidente no restará crédito ni interés a Freelance Corner.
Emilio Alonso.
(Responsable de Freelance Corner).

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 1:06:00 p. m.

viernes, diciembre 24, 2004

Bitácoras, mentiras y dinero.

Me parece especialmente interesante el post colgado hoy por Manel en Hispalibertas, que a su vez enlaza otro de Poynter Online sobre todo aquello que los bloggers pueden (podemos) aprender de los periodistas profesionales. En dicho artículo se trata, de forma sistemática y muy clara, un asunto que sin duda ha sido objeto de las reflexiones de todos cuantos escribimos una bitácora con cierto afán de continuidad: la necesidad de adoptar determinados estándares de calidad y veracidad en los contenidos.

Para los bloggers españoles y europeos en general es especialmente interesante mantenernos sobre las rodadas dejadas por los bloggers americanos (que a los españoles nos resulta más sencillo conocer gracias a bitácoras como, sobre todo, Hispalibertas o Barcepundit), porque los autores de bitácoras de aquel país nos llevan una ventaja de un par de años. En ese sentido, es muy recomendable leer con atención el artículo de Poynter Online y extraer de él consejos prácticos sobre nuestra labor y modus operandi como bloggers.

Hace algunas semanas, Business Week publicaba otro interesante artículo sobre el Negocio de las Bitácoras, que creo muy útil ligar con el artículo ya citado de PO. En Estados Unidos, bitácoras como Instapundit o mayitpleasethecourt.net logran ya audiencias de más de 100.000 visitas diarias, superiores en realidad a las de muchos medios convencionales, y eso las ha convertido en una excelente oportunidad de generación de ingresos por la vía de la publicidad. Es también un tema de conversación recurrente en la blogosfera hispana el valor objetivo que pueda tener un enlace en Barcepundit, en Escolar.net o en Hispalibertas, tanto en el presente como, sobre todo, de cara al futuro inmediato. Dice el artículo de BW:

“Ahora, los anunciantes se están dando cuenta de que hay todo un mercado emergente en la blogosfera. Es ya un hecho que el crecimiento de la publicidad online estimado en el 35% este año superará de largo el crecimiento en el gasto en ningún otro sector de los medios de comunicación. Si a esto añadimos que alrededor del 11% de los usuarios de internet son hoy lectores inveterados de blogs, la blogosfera empieza a resultar poderosamente atractiva para los profesionales del marketing”.

Algunas de las compañías mejor situadas en el negocio online han reaccionado ya, y con enorme rapidez: Google con AdSense y BlogAds son dos buenos ejemplos, y a estas alturas es ya muy difícil, incluso en Europa, entrar en una bitácora con una media más o menos respetable de visitantes diarios que no cuente con varios banners publicitarios por los que su propietario recibe ingresos vinculados al tráfico que sea capaz de generar.

Sin embargo, está demasiado reciente la amarga experiencia de la burbuja tecnológica formada alrededor de las “punto com” como para lanzar las campanas al vuelo y pensar que todo el campo empieza a ser orégano a partir del momento en que Nedstats registra consistentemente mil o dos mil visitas diarias en nuestra bitácora. Pasada la euforia inicial, las bitácoras mantendrán la capacidad de ocupar su espacio en el mercado en la medida que mantengan la capacidad de aportar un valor real a sus lectores. Dicho valor no puede más que proceder de la cuidadosa selección de las fuentes y de la calidad al tratar y exponer los contenidos. Y deliberadamente evito entrar en implicaciones éticas (cualquier blogger que compruebe cómo su bitácora empieza a recibir otras visitas que las de los amigos y familiares siente, en mayor o menor medida, el vértigo de la responsabilidad, que es un impulso puramente ético), porque esa sería materia para una reflexión independiente y, en todo caso, distinta.

Es un hecho que cada vez más personas emplean las bitácoras y los foros como fuente de información y de formación: las audiencias crecientes implican posiciones cada vez más aventajadas en los motores de búsqueda, lo que significa que numerosos internautas que acuden a la red en busca de datos y noticias terminan en una bitácora. El rápido desarrollo de las tecnologías de sindicación de contenidos han permitido la correlativa fidelización de los lectores a determinadas bitácoras con cuyos contenidos se identifican, por razones ideológicas u otro tipo de afinidad. Sin embargo, si las bitácoras se convierten en simples fabulaciones, determinadas por la ceguera partidista o el fanatismo de sus autores, pronto serán descartadas por quienes realmente buscan información y conocimientos y, con ellos, por los anunciantes; una bitácora dedicada a desinformar o a lanzar bulos o rumores partidarios, o a recoger una y otra vez proclamas vacías podrá, sin duda, vivir su momento de gloria, pero no será capaz de mantenerse, salvo para un reducido nicho de mercado compuesto por fundamentalistas que difícilmente interesarán a largo plazo a los anunciantes.

Sin embargo, si las bitácoras se consolidan como instrumentos serios, con contenidos regularmente actualizados y bien construidos, con fuentes rigurosamente escogidas y con informaciones contrastadas, no sólo demostrarán su utilidad como medios no convencionales de información, sino que se garantizarán el beneficio que de ese servicio y de su valoración por parte del público cabe esperar en un mercado libre.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 1:54:00 p. m.

Felices Pascuas

Freelance Corner os desea Felices Pascuas y que consumáis mucho (a ser posible).
Y pensad que, al consumir:
- Estáis ejerciendo vuestra libertad.
- Estáis generando riqueza.
- Estáis haciendo viables numerosos negocios estacionales, como el juguetero, el del cava o la producción de abetos artificiales, negocios de los que depende la subsistencia de numerosas familias.
- Estáis haciendo posible la incorporación al mercado de trabajo de mucha gente joven como empleados temporales en las fábricas, las tiendas y los grandes almacenes; muchos de ellos, si demuestran su valía, se quedan.
- Estáis haciendo felices a los chavales, que desde que terminan las vacaciones de verano viven pensando en la Navidad y en los regalos.
No dejéis que nadie os haga sentir culpables por consumir en Navidad: sois libres de hacerlo, y os proporciona momentos de felicidad, que es la máxima aspiración del hombre.
Hagamos campaña por el consumo en Navidad. Consumo, no consumismo. El consumismo es, como dice Alexis Valdés, lo que hay en Cuba en estas fechas, donde todo el mundo se mira y sigue con-su-mismo jersey, con-su-mismo pantalón, con-sus-mismos zapatos del año anterior, porque no tienen dinero para comprarse otros. A lo mejor es eso lo que algunos quieren para todo el mundo.
Felices Pascuas a todos. Y feliz consumo.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 10:02:00 a. m.

martes, diciembre 21, 2004

La paradoja de Bono.

Existen políticos de todos los partidos que han sabido granjearse fama de centrados y de conciliadores, capaces de contentar a todo el mundo: a los suyos y a los demás. Sin embargo, a los populistas de medio pelo les suele pasar como a las películas de Fu Man Chu, que en seguida se les ven las trampas.

José Bono es tal vez el ejemplo más descollante de ese tipo de político. Ha sabido labrarse, con gran astucia, una imagen de outsider dentro de su propio partido, de tertium genus, de hombre moderado e identificado con algunos valores nada propios de la izquierda (el catolicismo, el patriotismo). De este modo ha demostrado que es capaz de dejar contentos tanto a sus conmilitones del PSOE como a muchos votantes conservadores del Partido Popular quienes, por propia convicción y en seguimiento de la línea mayoritaria de su partido, se declaran defensores de dichos valores, fundamentalmente de la unidad de España. Bono ha escenificado esa pretendida independencia muchas veces desde su cargo de Presidente de Castilla La Mancha, como en el famoso pulso con Borrell cuando éste ocupaba el Ministerio de Obras Públicas, a cuenta del trazado de la A3, y ha cultivado esa imagen de hombre de pueblo, católico, campechano y amante de su tierra con la que tantos se identifican y tan lejana del progre urbano o del activista de izquierda.

Ya como Ministro del Gobierno no ha escatimado gestos dirigidos al sector más duro del mal llamado nacionalismo español, con proclamas patrioteras lindantes con la simple y llana bravuconada. La última de estas soflamas tuvo lugar ayer mismo durante el desarrollo de la Comisión de Defensa, en respuesta al senador vasco Anasagasti, a quien ha recordado la existencia de los artículos 8 y 2 de la Constitución, fuente de la que emana la capacidad del Ejército para mantener, a costa de lo que sea, la integridad territorial de España.

Sin embargo, hoy esa noticia ha compartido cabeceras con otra, por la cual nos enteramos que alumnos de primer curso de la Academia de Suboficiales del Ejército de Talarn, en Gerona, han sido obligados a demoler una inscripción megalítica, compuesta con rocas encaladas en la ladera de una montaña, donde se leía el lema de la propia Academia: “a España, servir hasta morir”. La noticia ha sido hoy ampliamente comentada en la COPE. (Por desgracia no podemos enlazar la noticia porque la web de la COPE ha sido objeto de un ataque hacker por parte de algún amante de la libertad de expresión al estilo Fernando Berlín).

La noticia de la demolición del lema de la Academia de Talarn no es un hecho aislado, sino que viene precedido de una campaña, patrocinada por Izquierda Unida – Los Verdes de Cataluña, quienes ya en el mes de octubre exigieron al Ministerio de Defensa que ordenase la retirada de la inscripción; hace apenas dos semanas, una bitácora adscrita al catalanismo radical llamaba la atención sobre el mismo asunto y, literalmente, decía: “No serveix de res que ens escarrassem en parlar de democràcia i ovacionar aquesta porqueria de democràcia que tenim en detriment de cert règim que vàrem tenir, si no ens escarrassem igualment en eliminar totes les mostres que ens en queden, i totes les que d’una manera o d’una altra ens coercionen el pensament, no fos cas que d’una vegada per totes fóssim capaços d’esdevenir autònoms en pensament no cohibit”.

Como buen populista, José Bono pretende vivir eternamente de sus palabras, pero los hechos, que son testarudos, le desmienten. Mientras de boquilla amenazaba veladamente a los nacionalistas incluso con la aplicación de los artículos 2 y 8 de la Constitución (eso, ni el más conservador de los ministros del PP se atrevió a insinuarlo siquiera), los militares, de los que él es Ministro y superior jerárquico sólo por debajo del Jefe del Estado, se afanaban por borrar su propio lema, con vergonzoso servilismo al dictado de los mismos nacionalistas en quienes, bien se ve, poca mella hacen las bravuconadas.

Y es que uno no puede vivir eternamente de proclamas. Porque, de hecho, la primera contradicción, fuente de todas las demás, que Bono debería explicarnos es cómo un hombre de tan arraigadas convicciones patrióticas consiente en mantener su cargo en el Gobierno gracias al apoyo de un partido separatista, antiespañol y republicano, apoyo que se garantiza sólo a costa de los más indignos chantajes y las más vergonzantes cesiones y sacrificios por parte del Gobierno.

Mientras Bono no dimita, o no aporte una explicación convincente para esa insoluble paradoja, todas sus sentidas peroratas no quedarán más que en lo que son: demagogia vacía y fraudulenta.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 7:04:00 p. m.

Adivinanza

Freelance Corner se complace en presentar a todos sus lectores una divertida adivinanza:

"el plan de vivienda actual finaliza oficialmente el 31 de diciembre de 2005, pero los planes de vigencia no se ejecutan en una anualidad natural sino que entran en vigor, eh, una vez empezada la, oh, anualidad y, eh, finalizan una vez fin..., eh, empezada la, oh, ah, anualidad".

Solución: "la gallina".

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 5:09:00 p. m.

lunes, diciembre 20, 2004

Cava

Hoy no he tenido tiempo de mirarme los feeds, de modo que igual estoy repitiendo contenido con otros bitacoreros o, como dice mi madre, traigo las nuevas. En todo caso, copio abajo un correo que he recibido este fin de semana.
-----
Para los que no sabemos mucho de cavas, interesante artículo del cocinero Abraham García en El Mundo (17-12-2004) recomendando unas cuantas marcas de cava no catalán de alta calidad.
Nosotros, por nuestra parte, hemos comprado hoy en El Corte Inglés cuatro botellas de Bonaval, un cava de crianza bastante bueno de Bodegas Lar de Barros, Almendralejo (Extremadura). Os advertimos que en el supermercado de El Corte Inglés de Princesa (Madrid) ya se han agotado los cavas de Rioja y no saben cuándo los van a reponer. Quedaba, eso sí, un excelente cava de Valencia (Dominio de la Vega), pero en la tienda del gourmet.

Feliz navidad y buen talante para todos. Ah, y a ver si con un poco de suerte le llega esto al memo de Carod Rovira y le amargamos un poco las fiestas.
-----
No soy partidario de hacer escarmentar a nadie en cabeza ajena, por lo que no me gusta la idea de castigar a Carod en la cuenta de resultados de los champaneros catalanes quienes, con toda seguridad, no han votado a ERC; sin embargo, seguramente este es un momento magnífico para reparar en los excelentes y galardonados cavas que se crían por toda España, y a los cuales no viene mal esta publicidad extra que se les está haciendo.
Otra amiga me envió esta información sobre cavas valencianos:

-----

Os envío empresas valencianas con D.O. Cava... no conozco las tres, pero os aseguro que la segunda no tiene nada que envidiar a ningún otro cava.

D.O. Cava (Comunidad Valenciana)

Compañía Vinícola del Campo de Requena
Casa Don Angel. Finca La Cabezuela. Utiel (Valencia).
Tel.: 962 171141.

Dominio de la Vega
Carretera Madrid-Valencia, Pto. kilométrico 270,650. San Antonio - Requena (Valencia). Tel.: 962320570.

Torre Oria
Crta. Pontón-Utiel, km. 3.. Derramador-Requena (Valencia).
Tel.: 962 320 289.

Os adjunto también nota de prensa:
El cava valenciano "Dominio de la Vega" elegido como el mejor de España.
-Setenta y cinco enólogos de las bodegas más prestigiosas de España eligieron al cava valenciano "Dominio de la Vega Brut Reserva Especial" como "el Mejor Vino en la sección Cavas" en el marco del 5º Encuentro Enoforum, celebrado los pasados días 22, 23 y 24 de mayo.

Este vino espumoso elaborado por la bodega inscrita en la DO Utiel-Requena; Dominio de la Vega, compitió con los cavas de Cataluña —zona de más tradición y reconocimiento en la elaboración de cavas— y quedó el primero en una cata a ciegas, hecho de gran relevancia porque es la primera vez que un cava valenciano logra imponerse a los cavas de las firmas legendarias en este sector.

El joven Enólogo y Director Técnico de Dominio de la Vega, Daniel Expósito que fue el responsable de presentar su cava —elaborado en un 80% con la variedad Macabeo y con un 20 % de Chardonnay— se muestra orgulloso de este reconocimiento, que sin duda es el mejor comienzo para su bodega.
Este máximo reconocimiento obtenido por el cava "Domino de la Vega" se viene a sumar a las recientes Medallas de Plata que consiguió el mismo cava y el vino "Dominio de la Vega –Madurado en Barrica-" en el Challenge International du Vin de Burdeos, uno de los concursos internacionales de más renombre.

-----
No sólo el cava catalán existe. Descubrámoslo estas Navidades.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 1:25:00 p. m.

domingo, diciembre 19, 2004

Albacete: Caldera y vete.

El refranero es fuente inagotable de sabiduría. Jesús Caldera pudo escoger cualquier punto de la geografía para decir lo que ayer dijo. Pero, para desgracia de los albaceteños y rigor fraseológico, escogió Albacete.

Ayer, en el decurso de una reunión organizada por el PSOE de Albacete para debatir sobre la Constitución Europea (como es habitual, los resultados del presunto debate se han mantenido en un hermético secreto), el Ministro de la cosa social anunció, con evidente satisfacción, que la semana que viene el Gobierno aprobaría una nueva subida del SMI (Salario Mínimo Interprofesional).

Si ya cualquier regulación de precios es una barbaridad en términos económicos y un injusto gravamen sobre la libertad de los individuos, la regulación del precio del recurso por excelencia, aquel del que todos somos propietarios por nacimiento, que es el trabajo, representa un verdadero atentado, no ya contra la eficiencia económica o la libertad, sino contra la razón. Por otra parte, sorprende que una medida tan lesiva contra los intereses de los individuos, ya sea como trabajadores, ya como consumidores, sea presentada invariablemente por nuestros adalides del Estado del Bienestar como una medida de corte social, lo cual, traducido del lenguaje políticamente correcto al román paladino, viene a significar beneficioso para los trabajadores.

Si existe un acto en el que la libertad del individuo puede plasmarse de forma genuina y plena es en el acto de ponerle un precio nada menos que a su trabajo, a aquello a lo que tiene previsto dedicar la parte sustancial de su tiempo y a lo cual destina sus mayores esfuerzos y habilidades. Cuando el Estado, investido de su poder coactivo, suplanta a los individuos en el ejercicio de ese derecho, las consecuencias las pagan sobre todo, como sucede en cualquier mercado, quienes ofrecen la mercancía, no quienes la adquieren. Por otra parte, la asignación al Trabajo por parte del Estado de un valor económico relacionado exclusivamente con el salario deriva de una profunda ignorancia del mecanismo de asignación de precios dentro del mercado, ya que existen muchos otros elementos constitutivos del valor que podemos denominar “precio del trabajo” que no están integrados directamente en el salario, como puedan ser la formación, la adquisición de experiencia o el prestigio. Asignando un valor fijo, aplicable sólo por vía salarial, el Estado impide al trabajador acceder a la percepción de un precio seguramente más valioso que el salario mismo (por ejemplo, adquirir determinada experiencia por la vía del ejercicio profesional en cierta empresa) al tiempo que obliga al empresario a considerar bajo un único criterio igualador un bien de naturaleza esencialmente heterogénea.

El efecto inmediato de una elevación del SMI nunca es una elevación proporcional del salario medio real; por el contrario, el efecto automático es que un determinado porcentaje de las transacciones que se operan en el mercado de trabajo dejan de operarse, no por la libre voluntad de los agentes de no celebrarlas, sino por la aparición de un elemento externo aplicado de forma coactiva, sin el cual los agentes estarían más que dispuestos a llegar a un acuerdo. Consecuencia de la consecuencia es, de forma invariable, un aumento del desempleo y una disminución del dinamismo empresarial, que es el factor fundamental del crecimiento y la creación de riqueza.

Algún recalcitrante del intervencionismo de carácter social, a pesar de las evidencias sobre lo anterior, todavía protestará razones de justicia social para alabar la medida, y afirmará aquello de que los salarios más bajos son “salarios de explotación y de miseria”. A eso se puede responder de muchas formas, desde luego. La más concluyente es que nadie tiene derecho a inmiscuirse en la libre decisión del hombre de asignarle un precio a su trabajo. Un trabajador firmará un contrato laboral en tanto que sus resultados sean lo bastante satisfactorios como para preferir firmarlo a no firmarlo. Si un empresario ofrece un salario de 8.000 € anuales a un ingeniero industrial con diez años de experiencia, es obvio que el ingeniero rechazará la oferta; si, por el contrario, un pinche de cocina ofrece sus servicios a un restaurante a cambio de un salario de 100.000 € anuales, evidentemente, el restaurante declinará el ofrecimiento. En ambos casos, el punto de acuerdo se alcanzará en aquel precio donde ambos agentes encuentren más valioso lo que reciben que lo que dan, y dicho punto será posible de alcanzar siempre: de otro modo, no existirían ni los ingenieros industriales ni los pinches de cocina. Esto, que puede parecer obvio, debe de estar completamente fuera del alcance de muchas personas, a juzgar por el gran número de partidarios que tiene el SMI.

Por otra parte, para el empresario, el trabajo es un recurso más de los que componen el proceso productivo. Una elevación puramente “inflacionaria”, esto es, artificial del precio del recurso tendrá su repercusión, bien en la cantidad adquirida del bien, reduciéndola, o bien en el precio final de lo producido, aumentándolo. En el primer supuesto, evidentemente, se producirá el alza en el desempleo que hemos citado antes; en el segundo, los trabajadores, en su papel de consumidores, se verán forzados a “devolver” por la vía de los precios el dinero extra obtenido por la vía de la renta. Además, dicho gravamen se aplicará a todos los consumidores, incluyendo pensionistas, pobres de solemnidad, presidentes de banco, autónomos, funcionarios, y estudiantes, no sólo a los directamente afectados por la ficticia subida salarial. ¿Dónde está la justicia social de esa medida?
Sin embargo, este tipo de medidas, que son tan sencillas de arbitrar para el Gobierno (por aquella vieja máxima de que el papel lo aguanta todo y, en este sentido, cabría preguntarle al Ministro por qué no sitúa el salario mínimo en 4.000 € mensuales de una buena vez) como perjudiciales para el mercado, son recibidas por el aplauso entusiasta de las organizaciones de trabajadores. Éstas, con razonamiento simplista, acogen la medida con el convencimiento de que “vamos a ganar más”, cuando en realidad la medida significará que el mercado se estrechará, restando oportunidades precisamente a los menos preparados y a los más jóvenes.

Sin embargo, en busca del efecto populista y el aplauso fácil, el Gobierno no ha dudado en tirar de papel y darle una vuelta más de tuerca a nuestro ya rígido mercado de trabajo, pese a los nubarrones que se ciernen ya sobre la economía española. Por desgracia, puede en este caso aplicarse ese refrán que siempre se nos viene a la cabeza cuando se menciona la noble localidad manchega donde el anuncio ha visto la luz: Caldera en Albacete: caga (-la) y vete.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 6:36:00 p. m.

sábado, diciembre 18, 2004

El Cambio Climático y el Hombre

Cambios climáticos en los últimos millones de años.

Vivimos hoy en un tiempo de gran preocupación por el cambio climático. Tememos que, por efecto de la actividad humana, el planeta se caliente más de la cuenta. Nos parece percibir que hace más calor en estos días que cuando éramos niños. Oímos que el desierto avanza y el hielo de las montañas y los polos se funde. En resumen, el cambio climático es terreno abonado para los catastrofismos de finales del segundo milenio; pero los científicos tenemos la obligación de analizar los problemas y sus causas con una perspectiva más amplia. En geología histórica, aumentar la perspectiva quiere decir abrir la ventana de tiempo varios millones de años.



Fuente: Freelance Corner


Fuente: mitosyfraudes.8k.com


Desde hace unos diez mil años estamos en una época cálida, que ha permitido la actual expansión de la Humanidad a partir del desarrollo de la agricultura. No debemos olvidarnos, sin embargo, de que se trata de un paréntesis dentro del periodo frío que supone el último millón de años. Además, en estos últimos diez mil años el clima tampoco ha sido absolutamente uniforme. Ha habido momentos mucho más fríos que los actuales y tiempos tan cálidos o más que el presente, pero estos pequeños ciclos de calor y frío han durado pocos siglos y sus efectos puede decirse que son moderados.

Fuente: mitosyfraudes.8k.com




Hace más o menos un siglo y medio salimos de un momento frío llamado Pequeña Edad del Hielo, que comenzó en el siglo XV y tuvo gran influencia en muchos acontecimientos históricos. En la cálida Edad Media, por el contrario, no sólo fueron frecuentes los viñedos y otros cultivos delicados en regiones hoy poco propicias de Gran Bretaña, sino que incluso los vikingos pudieron colonizar durante varios siglos las costas meridionales de Groenlandia, donde cultivaban cereales, tenían granjas y hasta sostuvieron una diócesis episcopal permanente. El mismo nombre de Groenlandia, 'tierra verde', fue un buen reclamo publicitario. Sin embargo, todo rastro vikingo desapareció de Groenlandia a comienzos del s. XVI, cuando la ola de frío empezó a ser tan intensa que, en Londres, el rey Enrique VIII podía cruzar con su carroza el Támesis profundamente helado.

Estas oscilaciones de pequeña escala no son nada, sin embargo, comparados con los grandes cambios climáticos en los que se enmarca la evolución humana en los últimos 4 ó 5 m.a. En este periodo se constata una tendencia general de enfriamiento del planeta que llega hasta hoy en día […]


Factores del cambio climático.

Los factores fundamentales que originan cambios climáticos pueden agruparse en cinco grandes categorías: a) Sucesos catastróficos. b) Evolución geodinámica del planeta. c) Comportamiento del sistema hidrosfera-atmósfera. d) Fluctuaciones naturales de la órbita de la Tierra alrededor del Sol. e) Efecto de la biosfera, que incluye la actividad humana.

Estos factores, algunos de ellos íntimamente entrelazados, producen efectos muy diferentes. Los sucesos catastróficos, rápidos e impredecibles, tales como el impacto de meteoritos gigantes o macroerupciones volcánicas, originan cambios acusados, pero de corta duración; sólo si la alteración producida es muy drástica podría tener efecto sobre especies enteras […]

La evolución geodinámica incluye fenómenos muy variados, tales como la disminución del flujo de calor que llega a la superficie terrestre desde su interior, los desplazamientos de los polos geográficos y magnéticos, la actividad volcánica y los movimientos, verticales y horizontales, de la corteza terrestre. Este último aspecto es fundamental.

En los últimos millones de años, la deriva de las tierras emergidas ha llevado a todo un continente entero, la Antártida, a situarse exactamente en la posición del Polo Sur terrestre […].

El sistema hidrosfera-atmósfera es muy complejo. La gran capacidad del agua para almacenar calor hace que los océanos actúen como enormes termostatos que suavizan las oscilaciones térmicas terrestres. Por otra parte, los mares controlan, en gran medida, las tasas de vapor de agua y de dióxido de carbono presentes en la atmósfera. Del vapor de agua contenido en el aire dependen las precipitaciones (lluvia, nieve…); además, estos dos gases son los principales responsables del llamado ‘efecto invernadero’ […].



Los ciclos de Milankovic.

El movimiento de la Tierra en su órbita alrededor del Sol produce dos ciclos térmicos muy regulares que todos conocemos bien. El primero es la alternancia de los días (periodo cálido) y las noches (periodo frío) […] El segundo es la sucesión anual de las estaciones […]. A escala humana, esos son los únicos ciclos que percibimos y son demasiado rápidos para dejar huellas geológicas.

La hipótesis de que la causa de los cambios climáticos de gran escala fuese debida a fluctuaciones naturales de los movimientos orbitales de la Tierra se planteó en el s. XIX; sin embargo, el establecimiento de una teoría cuantitativa capaz de relacionar los movimientos orbitales de la Tierra, el grado de insolación y el clima del planeta fue la imponente obra del ingeniero Milutin Milankovic (1879 – 1958), que dedicó más de treinta años a su estudio […].

Junto con la precesión de los equinoccios, que hace que cada 11.000 años aproximadamente se alternen veranos tórridos y veranos templados, Milankovic consideró, por su interés paleoclimático, otras dos fluctuaciones más lentas. La primera se refiere al cambio en la inclinación del eje de rotación de la Tierra respecto al plano de la órbita […] con un periodo de unos 41.000 años. La segunda, la más lenta de todas con ciclos de 100.000 y 400.000 años, está relacionada con cambios en la forma de la órbita (más redonda o más alargada). Todas estas fluctuaciones orbitales se acoplan entre sí dando lugar a complejas oscilaciones temporales de la insolación.

Con el desarrollo de las escalas paleotérmicas marinas en los años setenta, sobre todo la basada en los isótopos de oxígeno, disponemos de evidencias innegables de que los cambios climáticos siguen oscilaciones cuyos periodos coinciden con los predichos por la teoría de Milankovic […].

(Datos recogidos por Juan Luis Arsuaga en La Especie Elegida).

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 3:09:00 p. m.

jueves, diciembre 16, 2004

Talante ecologista

El Talante es un fenómeno que traspasa fronteras. Compruébese, si no, el talante demostrado por Donald Goldberg, moderador de uno de los debates organizados con motivo de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático que se celebra en Bs. As.
(Noticia completa en CNSNews.com).
¡Vaya por Dios! ¿Por qué siempre que se sienta uno con sus amigos a charlar sanamente sobre los prejuicios comunes tiene que llegar un aguafiestas con sus estúpidos datos científicos en la mano? Eso debió pensar Donald Goldberg, moderador de uno de los debates organizados en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático que se celebra en Bs. As. (Argentina), cuando un periodista de CNSNews.com insistió en preguntar sobre las evidencias científicas que sustentaban las tesis expuestas durante la presentación.
Dicha presentación versaba sobre la campaña que representantes del pueblo Inuit (los anticuados decimos esquimales) han emprendido para obtener de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una resolución condenatoria contra los EE.UU. por "causar el calentamiento global y sus devastadoras consecuencias".
El periodista de CNSNews.com pidió a los presentadores que defendiesen las posiciones científicas en que se basaba la petición de condena elevada por los Inuit, y fundamentó sus propias preguntas en los resultados de un reciente estudio publicado por ACIA (Arctic Climate Impact Assessment) que muestran cómo las temperaturas en el Ártico eran, en las primeras décadas del s. XX, muy semejantes a las actuales y que, por tanto, la relación entre las actividades humanas y el calentamiento es especialmente discutible. Con cierto candor, el periodista preguntó a los presentadores si aquellas temperaturas causaron en 1930 algún género de consecuencia desastrosa entre los habitantes del Ártico.
Una de las ponentes, Sheila Watt-Cloutier, Presidente de la Inuit Circumpolar Conference (organización, cómo no, reconocida por Naciones Unidas) afirmó, pese a las evidencias existentes en sentido contrario, que no se produjo desastre alguno porque las temperaturas de 1930 no eran semejantes a las actuales. El periodista volvió a la carga, pidiendo que la ponente le explicase qué tipo de consecuencias espantosas cabía esperar del calentamiento del casquete helado que recubre Groenlandia teniendo en cuenta que abundantes registros históricos de temperatura demuestran que, durante la Edad Media, Groenlandia tenía menos hielo que en el presente, y que era más cálida (de hecho, el nombre Groenlandia procede de las raíces escandinavas green land, tierra verde).
Watt-Cloutier, que había abierto su alocución, según parece, aludiendo a determinados análisis científicos, se refugió en la afirmación de que "ella no es una científica, por lo que no se le podían pedir respuestas a preguntas científicas".
Después que algún otro ponente saliese en auxilio de Watt-Clourier, el moderador de la sesión, Donald Goldberg, sin duda cansado del molesto periodista que, a la manera de un mosquito incómodo, les impedía a todos los asistentes cantar a coro la maldad de los EE.UU., la bondad de los inocentes Inuit y la inexorable catástrofe que se nos avecina, afirmó que "aquél no era un evento científico. Como moderador debía poner punto final a esa discusión estúpida que nada tenía que ver con lo que allí se había ido a decir".
Como no podía ser de otro modo, al término de la sesión, muchos asistentes increparon al periodista, acusándole de actuar de forma irrespetuosa hacia los Inuit.
En una cosa hay que darle la razón a Donald Goldberg: las preguntas del periodista de CNSNews.com no tenían absolutamente nada que ver con lo que allí se había ido a decir. Obviamente, la Conferencia de Naciones Unidas no se ha concebido para evaluar las evidencias científicas de cambio climático, la influencia que la acción del hombre pueda tener sobre él y las medidas que, en su caso, son más recomendables; ni siquiera con el bienestar del pueblo Inuit, a quien difícilmente pudo faltar al respeto el periodista de CNSNews.com sólo por intentar que se hablase sobre la verdad. Por el contrario, la Conferencia se ha organizado simplemente para lanzar proclamas alarmistas, vaticinios sobre graves catástrofes y acusaciones carentes de cualquier género de fundamento contra el Capitalismo industrial en general y contra los Estados Unidos en particular. Cualquier intento de aportar al debate datos científicos y análisis empíricos que, invariable, rebaten las tesis de los ecologistas debe, por tanto, ser cortado de raíz.
Como siempre, el objetivo no es analizar la realidad, sino ejecutar el plan concebido hace años y seguido con cerril disciplina por muchedumbres de borregos según el cual el Mercado y sus manifestaciones deben ser rechazadas como peligrosas actividades deshumanizadoras y destructoras de un adánico y roussoniano Mundo Feliz. Porque, sin duda, el ideal de los defensores de la causa Inuit presentes en la ponencia referida promueve el regreso a un mundo donde todos podamos ser gloriosamente miserables y primitivos como los Inuit (los que no se han marchado de sus frías y felices tierras, cegados por el oropel del capitalismo alienante), y donde, por mucho que se empeñen, seguirán tiritando de frío o sudando de calor, no por acción del malvado hombre blanco, sino por esos insondables caprichos que tiene la Madre Naturaleza.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 6:34:00 p. m.

miércoles, diciembre 15, 2004

El Presidente Marmota

Zapatero batió el récord de Aznar: casi quince horas de comparecencia ante la Comisión. Pero los excesos se pagan. Si bebes no conduzcas.
Esta especie de apagón informativo en que nos tienen sumidos los medios manejados por o sumisos al Gobierno (es decir, la práctica totalidad de los medios) nos mantenía medio ignorantes del viaje de Estado a Polonia que el Presidente del Gobierno tenía programado para ayer, y que fue suspendido por el cansancio de Zapatero después de su sesión, que un periodista deportivo habría calificado de maratoniana. Pero el viaje existía, y el Gabinete de Presidencia ha tenido que cancelarlo deprisa y corriendo.
Para qué vamos a abundar en lo que ya hemos dicho tantas veces sobre el concepto que el Gobierno, con su Presidente a la cabeza, tiene de la función institucional. Zapatero se queda en la cama como un mal colegial que ha trasnochado demasiado y todavía habrá quienes vean en eso un rasgo de humanidad del Presidente del Gobierno, cuando no es más que una demostración de falta de respeto hacia todo un país extranjero y, es más, de falta de respeto del propio Zapatero hacia el puesto que desempeña y, con él, hacia todos los españoles. A un Presidente del Gobierno debe exigírsele el absoluto sacrificio de sus intereses y necesidades personales: no se trata de un asalariado más. Y no se trata de exigir actitudes heróicas; a Zapatero se le pedía, simplemente, que no se le pegasen las sábanas como a un tarambana trasnochador que, a la mañana siguiente, tiene pereza de acudir a la oficina.
Pero hoy, con ser grave la irresponsabilidad formal de su actitud impropia y frívola, las consecuencias materiales son todavía mucho peores. Polonia no es un país cualquiera, sino uno de los países que, por dimensión, están llamados a convertirse en aliados naturales de España dentro de la delicada urdimbre de intereses y alianzas de la nueva y ampliada Unión Europea. Los riesgos que en este momento pesan sobre ambos países son muy grandes: el eje Franco Alemán ha venido advirtiendo que no está dispuesto a asumir el sobre coste de la ampliación de la Unión hacia el Este, y de hecho las previsiones españolas de ver reducidos los fondos estructurales en "sólo" 6.000 millones de Euros al año durante el periodo 2007 - 2011 pueden verse defraudadas porque los dos grandes países de Europa continental quieren reducir aún más sus aportaciones. Todo ello, en el marco regulador que impondrá una Constitución Europea hecha a medida de los intereses franceses y alemanes, sitúa a España ante la necesidad de buscar la alianza firme y sin fisuras de los países de su dimensión, como puedan ser Polonia o Portugal; y el respaldo de países que, en la escena internacional, puedan constituirse en el más eficaz contrapoder del eje Franco Alemán, como los EE.UU. o Japón.
La propia prensa polaca ha interpretado el plantón de Zapatero de la única forma posible, y manifiesta que "España tendrá difícil contar con el voto polaco tras el desplante de Zapatero".
Pero a Zapatero no parece importarle todo esto; prefiere dormir. Prefiere hacer, de cara a la galería de sus palmeros, la machada de declarar durante catorce horas ante la Comisión de Investigación, para que nadie diga que Aznar tiene más aguante que él, como un parroquiano que apuesta que es capaz de beber más cerveza que su vecino, aunque eso le cueste quedar para el arrastre y no poder acudir al trabajo la mañana siguiente.
En este caso, Zapatero no se juega su sueldo, al contario de lo que le pasa a un empleado común, cuyo comportamiento, tan humano, ha decidido emular. Como siempre, lo que Zapatero se está jugando son los intereses de todos los españoles. Que importan menos que su derecho a dormir, según parece.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 10:46:00 a. m.

martes, diciembre 14, 2004

Las cosas de Michael

No hace mucho, alguien se preguntaba: ¿dónde está Michael Moore cuando se le necesita? Bueno, pues ya ha aparecido. Aunque, sinceramente, estábamos más a gusto sin él.
La primera aparición pública de MM después de la holgada victoria electoral de su particular (y libremente autoimpuesta) Némesis tuvo lugar en el muy correcto programa de Jay Leno de los lunes por la noche, hace ya varias semanas. Lo sorprendente del caso es que el Moore cool en uniforme de campaña (tejanos, chupa, gorra de baseball y barbita descuidada) había dado paso a un señor de corbata, muy gordo, eso sí, pero pulcramente afeitado y trajeado. Cuando el presentador le preguntó por el motivo del cambio de look, tan lejano a su habitual (y estudiadísimo) desaliño, Moore bromeó diciendo aquello de "si no puedes vencerlos..."
Pero quienes pudieran haber albergado algún temor de que su santón mediático hubiese emprendido el camino sin retorno de la depravación capitalista, cegado por la decepción o por los dólares, pueden descansar tranquilos. Moore se descuelga en su bitácora de ayer con una carta donde trae a colación un estudio, escrito por una tal Mel Giles (¿un personaje surgido de la fecunda imaginación de Mike?) donde se compara a los progresistas con mujeres maltratadas y a los conservadores, obviamente, con los maltratadores.
El texto establece algunos paralelismos entre el comportamiento de los maltratadores y los republicanos, e incluso ve rasgos del comportamiento típico de las víctimas en los progresistas (como el sentimiento de culpa, la auto-humillación, etc.) y procede, por lo demás, por la vía de la simplificación más absoluta, incluso de la amalgama (en ocasiones, los maltratados no son simplemente los progresistas, sino también los irakíes en el caso de la Guerra del Golfo...) La conclusión final del texto reproduce los consejos que los psicólogos ofrecen a las mujeres que son víctimas del maltrato: lo primero que los progresistas deben hacer para liberarse es asumir que son víctimas.
No habéis hecho nada malo. Estáis en buena compañía, a salvo. No estáis solos.
Para quien quiera reirse un rato, el artículo completo está aquí.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 11:38:00 p. m.

Reunión sobre la nada

Para desintoxicarnos un poco de Zapaterismo, una sabrosa noticia sobre medio ambiente, cambio climático y Protocolo de Kyoto.
Publica CNSNews unas declaraciones de Chris Horner, analista del Competitive Enterprise Institute, que no tienen desperdicio, en las que califica la Conferencia de Naciones Unidas sobre cambio climático que se está celebrando en Buenos Aires como una "conferencia sobre la nada".
"El Protocolo de Kyoto es un tratado sobre la nada. Es la Conferencia Seinfeld" (refiriéndose a la comedia televisiva de ese título que la NBC anunciaba como "el show de la nada")
"Ya el primer día de conferencia los participantes se pusieron de acuerdo en manifestar que no llegarían a ningún acuerdo al final de la conferencia, que es lo único que suelen producir (en este tipo de conferencias), aparte de un montón de CO2".
Según Horner, datos como los ofrecidos por un artículo de Associated Press de fecha 7 de diciembre donde se afirmaba que los EE.UU. producen "alrededor de la cuarta parte" de los gases de efecto invernadero, son simplemente falsos.
"El conjunto de la Humanidad - y a ver si dejamos en paz a los EE.UU. - es el responsable de sólo un 2,5% del total de los gases de efecto invernadero que se producen en la Tierra. Este detalle se omite habitualmente - y parece que intencionadamente - en el informe de Associated Press. Del 2,5% de gases que producen los hombres, los EE.UU. producen más o menos un quinto. Por tanto, los EE.UU. producen alrededor de un 0,5% del total de gases de efecto invernadero, o sea, 50 veces menos que lo dicho por Associated Press".
La misma noticia recoge también las opiniones de Fred Singer, Presidente del Science & Environmental Policy Project, para quien "la Ciencia no respalda las previsiones catastrofistas sobre cambio climático". Según Singer "los delegados de UN no van a conseguir, finalmente, influir en el clima. Por eso, tendrán que seguir reuniéndose, para gastar dinero".
La noticia completa está aquí.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 10:51:00 p. m.

La comparecencia de Zapatero: una observación tardía.

Ya se ha dicho casi todo sobre la comparecencia del Presidente Rodríguez Zapatero ante la ¿Comisión? de ¿¿Investigación??; a mí me toca desempeñar el papel, en este caso, de coche escoba.
No cabe duda que el bitacorismo (por llamarlo de alguna manera) es disciplina reservada a los eficaces, a los rápidos, a los que son capaces de seguir las noticias minuto a minuto, analizándolas y desmenuzándolas antes que nadie. A los lentos nos queda la deslucida labor de componer, a toro pasado, eso que pomposamente llamamos artículos de fondo y que, en realidad, bajo la apariencia de la reflexión sesuda, no son más que un recurso de segundón, porque todo lo verdaderamente interesante ya lo han dicho otros.

En el caso de la comparecencia del Presidente Zapatero ante la Comisión de Investigación del 11 M, son ya muchos los bloggers que han tratado el asunto desde todos los puntos de vista: seguro que me dejo a muchos, pero son sin duda destacables los artículos de Daniel aquí y aquí, los de Carmelo en este post y en este otro (desternillante), la habitual brevería del genial Agados o, en fin, los comentarios leídos en Tomania, en Criterio, en La Frase Progre o el excelente artículo de Laissez Faire. En sentido contrario también se han publicado cosas, desde luego, tanto desde las orillas del radicalismo como de la ortodoxia progresista. Ni siquiera me queda el consuelo de hacer una especie de melánge porque ya se me ha adelantado, con harto más sentido, Franco Alemán. Too much.

De sobra se han comentado, por lo que resultaría redundante por mi parte insistir en ello, las mendacidades vertidas por Zapatero (como negar que existiesen indicios acusadores contra ETA, cuando dichos indicios han sido sobradamente constatados o utilizar informes delirantes, elaborados ad hoc por su propio Ministerio de Interior), la infame y tendenciosa actitud de la mayor parte de partidos, que parecían estar interrogando de nuevo a Zaplana, no al Presidente, la negativa a reconocer la clamorosa participación de cuadros de su partido en las ilegales y violentas manifestaciones del día 13 de marzo, de las que fue beneficiario y posiblemente instigador directo, o el más que probable carpetazo teledirigido de la Comisión. Por lento y por haragán, a mí me queda la resignada tarea de intentar extraer alguna conclusión original o alguna reflexión de cierto interés. Y la verdad es que se me ocurre una que no he visto todavía reflejada y que reafirma la tesis, ya varias veces expuesta en esta misma bitácora, sobre la solvencia intelectual de los miembros del Gobierno.

Uno de los momentos más tensos, por no decir el más tenso de toda la larguísima comparecencia de Zapatero tuvo lugar cuando reveló éste, en tono casi coloquial, sus presuntas conversaciones del día 11 de marzo con el entonces presidente Aznar y el entonces candidato Rajoy, fundamentalmente con este último al afirmar que Rajoy le había comentado que “ya sabía cómo era Aznar”. Esta pretendida confidencia hizo saltar de indignación al portavoz del PP, Zaplana, que la calificó de “indigna de un Presidente de Gobierno”.

Mucha gente puede sentirse inclinada a pensar que la confidencia será indigna en la medida que sea falsa pero que, de ser cierta, no sólo no es indigna sino muy pertinente. Yo, que creo de corazón que la confidencia es simplemente falsa (una falsedad más entre todas las depuestas por Zapatero), afirmo además que, en todo caso es indigna, aun en el improbable caso de que sea fidedigna.

Una vez más hay que repetir que de un miembro del Gobierno, mucho más del Presidente, hay que esperar un cierto sentido de Estado, es decir, una cierta capacidad para comportarse al tenor de la alta representatividad institucional que le ha sido confiada. Revelando comentarios absolutamente subjetivos que un líder político haya podido confiarle en el curso de una conversación personal, Zapatero demuestra simplemente que no es una persona de fiar, lo que puede tener desastrosas consecuencias sobre su capacidad para encarnar la alta magistratura que ostenta. ¿Qué confianza tendrá un dirigente extranjero en nuestro Presidente a la hora de manifestarle cualquier secreto de Estado, cualquier debilidad, cualquier opinión personalísima, teniendo en cuenta que Zapatero podrá, en cualquier momento, revelar el conocimiento adquirido por esa vía? ¿Con qué derecho podrá reclamar Zapatero de la oposición que colabore con él y con su gobierno desde una mínima confianza, cuando es patente que Zapatero, en la medida de su conveniencia personal y partidista o, simplemente, de su incontinencia verbal, podrá hacer pública cualquier conversación, cualquier confidencia? ¿Qué credibilidad tendrán desde ahora los secretos oficiales, las deliberaciones de cualquier índole, después de comprobar que Zapatero lo soltará todo si le viene a mano?

Con esta actitud, ciertamente indigna y, además, profundamente irresponsable, Zapatero se descalifica por sí mismo, se incapacita para desempeñar una labor que exige, antes que ninguna otra cosa, la confianza de todos sus interlocutores: sus propios ministros, sus adversarios políticos, los dirigentes de otras naciones, los agentes sociales, quienes se tentarán las ropas antes de abrir la boca en su presencia, en perjuicio de su capacidad para constituirse en interlocutor y para mal de todos los españoles.

Nuestro Presidente por accidente sigue demostrando que el cargo no sólo le viene ancho, sino que la anchura no es producto de su bisoñez o de su falta de preparación, sino de una profunda incapacidad moral y ética para desempeñarlo; y que su aventura puede devenir en consecuencias extraordinariamente negativas para nuestro país y en el rápido derrumbe del prestigio interior e internacional de España que tanto tiempo y tantos sacrificios ha costado edificar.

NOS HEMOS MUDADO. AHORA ESTAMOS EN HTTP://WWW.FREELANCECORNER.NET. PUEDES ENCONTRAR ESTE MISMO ARTÍCULO ALLÍ, E INCLUSO DEJAR TUS COMENTARIOS.

posted by Freelance at 6:04:00 p. m.